ReportuitImaginarse una casa de aproximadamente US$1,800 millones nos lleva a pensar en lujosas mansiones con grandes explanadas, pero no un pequeño departamento construido en el vestíbulo de un edificio abandonado.

Sin embargo, esta humilde vivienda erigida por el artista desempleado Frank Buckley , los cuales fueron prestados por la Casa de la Moneda de Irlanda. Según su creador, cada uno de estos ladrillos equivale a casi 14 mil euros.

Buckley afirma que esta obra es una representación de la "locura" que arrasó al mencionado país europeo durante el boom de la construcción, que se inició a principios de 2000 (iniciado por la aceptación del euro como moneda oficial en el país europeo) y , la cual dejó a la nación en una de sus peores recesiones del mundo industrializado.

El artista empezó a vivir en su millonaria casa a partir de diciembre pasado, y ahora está trabajando en incorporar una cocina. Según cuenta a Reuters, los billetes mantienen la vivienda caliente.