En la mayoría de las relaciones, el terminar significa platos rotos, palabras acaloradas y la promesa de nunca más hablarse. En otras, ambos siguen siendo amigos, continuando el cariño y aprecio, aunque este se muestra de diferente manera. Sin embargo, pocos noviazgos terminan con una canción, como fue el caso del , quien interpretó con su ahora expareja la canción We've Got To Break Up (Song A Day #1435) (Tenemos que separarnos).

Este inusual fin para una pareja tiene bastante que ver con el mismo Mann, quien es conocido en la Web . Es de notar que esta no es la primera canción que el dúo realizaba, aunque al parecer sí la última.

Desde su publicación el pasado miércoles 5, el curioso y ahora viral video ha sido visto por más de 356 mil personas.

Vía .