Un sinfín de sentimientos embargaron a los asistentes de la última jornada del festival Quilmes Rock 2012, en Buenos Aires (Argentina), cuando salió al escenario para cantar ante el público la novedad de la noche.

"Hoy está llorando Buenos Aires, está lloviendo hacia arriba. Nunca el mundo sonará igual sin su guitarra argentina", dice la letra de La vida sin Luis, un sentido homenaje por parte de Páez al .

Esta canción fue entonada el pasado sábado por la noche durante el festival de rock, a solo un día de que se cumplan los dos meses desde que el conocido 'Flaco' dejara de existir. El espectáculo estuvo marcado por una atmósfera de agradecimiento hacia Spinetta, que también reflejó Charly García cuando interpretó mientras se proyectaba una imagen del desaparecido intérprete.