Un grupo de estudiantes que protestaba pacificamente la subida de la pensión en la , y , fueron agredidos por la policía con gas de pimienta.

El agresor, un policía identificado como el teniente John Spike, previamente había advertido a los estudiantes que si no se movían del lugar de protesta se vería forzado a usar el arma para incapacitarlos. Sin embargo, la frialdad con la que procedió con su amenaza, fue lo que le ha traído la ira del Internet.

En el video se pueden escuchar los gritos de los estudiantes: "Debería darte verguenza", "¿A quién deberían proteger?" y "Este es nuestro campus", mientras que otros, desesperados, piden agua para los afectados por el gas de pimienta.