Al parecer, las estrellas del partido de béisbol entre los y los no fueron sus jugadores. Un personaje, un poco ridículo, acaparó las miradas, cientos de risas y pifias de los asistentes cuando hizo su ingreso al campo de juego vestido con un pequeño short negro, una capa, una gorra y lentes oscuros.

Este hombre, quien fue señalado como por la persona que subió el video, empezó a correr por la cancha saludando al público y luego tuvo que huir de unos siete policías que, al final, lograron acorralarlo y echarlo al suelo.

El fue 4-2, con victoria de los Orioles. Sin embargo, el misterioso hombre de capa oscura se llevó el puntaje más alto por su intervención de menos de dos minutos.