"Ahora siento mucha piedad, incluso pena, por ese vagabundo adicto que dejé muerto en la calle", este miércoles el cantautor argentino en su .

El cantante vuelve a incendiar la pradera del microblogging con el relato del presunto asesinato a un 'yonqui' – persona adicta a la heroína- que tuvo como escenario Madrid.

"Aunque filosóficamente es interesante, y no es nada del otro mundo, le quité la vida a alguien y tampoco estoy demasiado orgulloso de eso", el intérprete de Flaca, quien afirmó que las localidades de Malasaña y Chueca estaban llenas de estos personajes con "jeringas colgando clavadas".

Sus seguidores se mostraron sorprendidos con estos tuits y le contestaron con mensajes como "@Barksdale666 cuenta una anécdota en España y twitea en gallego. Che Andrés! Mejor contate una de cordobeces suenan mas 'diver'", de la .

Más tarde, que no fue una acción cometida por diversión. "Fue como aquellos borrachos que no caen ni con cuarenta trompadas pero al revés".