Mark Rutte, el primer ministro holandés, se ha convertido en el protagonista de un video que se ha viralizado en .

En una muestra de humildad, el alto ejecutivo limpió el piso tras haber derramado su taza de café. El hecho sorprendió a las empleadas, quienes aplaudieron su proceder poco visto en personalidades con su cargo.

Rutter ingresaba a la sede parlamentaria cuando, debido a un tropiezo, derramó su café. Entonces, se acercó al personal de limpieza y pidió un trapeador y comenzó a asear el piso.

El videoclip que emitió mostró además que otros funcionarios presentes alentaron la iniciativa del líder holandés.

Rápidamente, las imágenes fueron compartidas por varios funcionarios del gabinete y ministerios de ese país.

TAGS RELACIONADOS