La edición de septiembre de la revista es la más importante del rubro de la moda. Se trata del inicio de la temporada de otoño, en la cual se revelan las tendencias del año siguiente.

Por ese motivo, protagonizar este número es todo un privilegio, como le ha ocurrido a para la publicación británica. La cantante aparece en dos portadas distintas, una con un vestido de Prada y unos guantes de Savage x Fenty; y en la otra, solo para suscriptores, con un vestido de Loewe.

Lo más destacado del look son sus cejas ultrafinas, por lo que muchos creen en la posibilidad de que vaya a volver esta moda. El editor encargado de entrevistar a la artista para este reportaje fue Edward Enninful, quien le preguntó cuál es el motivo por el que es deseada por hombres y mujeres.

"Le estás preguntando a la persona equivocada. No sé, quizás sea porque ahora estoy más gorda, no lo sé", respondió la intérprete de 'Diamonds'. Sobre este aumento de peso, del que ella misma ha bromeado a través de las redes sociales, también hablan. 

Pese a que Rihanna siempre ha estado orgullosa de estas curvas, asegura que quiere perder un poco de peso: "Voy a volver al gimnasio y a entrenar y entonces espero no perder mi trasero ni mis caderas, ni todos mis muslos. Quiero perder un poco pero no todo".

'Riri' es consciente de que en un cuerpo "real" se adelgaza y se gana peso por igual. Por eso, su última aseveración se ha merecido el aplauso de sus seguidores: "Si quieres tener un buen trasero, tienes que tener barriga también".