Un empresario en buscaba un sicario para acabar con un competidor; sin embargo, no contó con que el criminal que contrató delegaría el “trabajo” a un colega, que a su vez hizo lo propio con otro y así sucesivamente hasta que un quinto acabó delatando a todos ante la policía. Esta insólita causó revuelo en las redes sociales, especialmente en , dejando boquiabierto a más de un usuario.

Todo comenzó cuando el desarrollador de bienes raíces Tan Youhui pagó 2 millones de yuanes (aproximadamente 280,173 dólares) a un asesino a sueldo llamado Xi Guangan para que se haga cargo de su rival Wei Mou, ya que temía perder una prolongada batalla legal que mantienen desde 2013.

Pero lo que Tan Youhui no esperaba era que Xi Guangan le ofrecería el trabajo a un colega suyo de nombre Mo Tianxiang por la mitad de lo que pagó. Increíblemente, este último hizo lo mismo con un tercero identificado como Yang Kangsheng, al que le pagaría 270,000 yuanes (38,268 dólares), con un adicional de 500,000 yuanes (70,868 dólares) una vez completada la tarea.

En el colmo del descaro, Yang Kangsheng decidió “delegar” el trabajo a otro sicario, de nombre Yang Guangsheng, por una tarifa mucho más reducida. El contrato finalmente cayó en manos de un quinto criminal, identificado como Ling Xiansi, que se sintió tan ofendido por lo que querían pagarle que le dijo al objetivo que fingiera su propia muerte.

Eventualmente, la “tercerización” del asesinato por encargo de Wei Mou llevó a oídos de la policía, que detuvo a todos los implicados en el frustrado crimen, reportó el portal Beijing News citado por el diario británico . El autor intelectual y los cinco sicarios fueron sentenciados por intento de asesinato en una corte de Nanning, en la región de Guangxi, tras un extenso juicio que duró tres años.

Tan Youhui, que contrató al sicario original, fue sentenciado a cinco años de prisión, mientras que Xi Guangan, el primer sicario, recibió una condena de tres años y seis meses. Yang Kangsheng y Yang Guangsheng pasarán los próximos tres años y tres meses en la cárcel; Mo Tianxiang, tres años, y finalmente Ling Xiansi, dos años y siete meses.