Una periodista en que quiso minimizar la propuesta de matrimonio de un joven mientras comía con su novia en una conocida cadena de restaurantes de comida rápida le demostró que lo único que hizo su “mala leche” fue volver famosa a esta pareja, que ahora disfruta de su amor y de la generosidad de varias marcas que se conmovieron con su .

Todo comenzó cuando un hombre le pidió a la mujer que lo acompañaba que se casara con él en una mesa de un local de KFC en la ciudad de Vaal, en Sudáfrica. Para muchos, fue un emotivo momento que afortunadamente pudo ser capturado en video por un transeúnte que pasaba por el lugar y se volvió viral tras ser compartido en redes sociales como .

Sin embargo, otros vieron la oportunidad perfecta de burlarse del novio como una periodista identificada con el nombre de Anele, que usó las mismas redes sociales que volvieron popular la grabación para criticarlo no solo a él, sino a los hombres sudafricanos en general, por “no tener clase” y ser tan “pobres” para pedir matrimonio a sus parejas en un KFC.

Este polémico tuit fue el que dio comienzo a todo. (Captura: Twitter)
Este polémico tuit fue el que dio comienzo a todo. (Captura: Twitter)

Lo único que desató esta polémica publicación fue el malestar de la gente, que simplemente no podía entender cómo alguien sería capaz de arruinar con su pesimismo un momento tan emotivo como el que alguien le pida matrimonio a su pareja. Fue tal el rechazo que la mujer se vio obligada a eliminarla y configurar sus cuentas a privado para ya no recibir más críticas.

Pero lo que quizá esta persona no se imaginaba era que el video de Facebook sería republicado por KFC Sudáfrica, franquicia que pidió a su clientela que los ayuden a ubicar a la “hermosa pareja”, ya que querían convertirse en sus “padrinos”. Pero la popular cadena de restaurantes de comida rápida no fueron los únicos, otras marcas se sumaron a su iniciativa, desencadenándose un efecto de bola de nieve en las redes sociales.

Empresas como PUMA, Huawei, McDonald’s, Uber y Audi se sumaron con regalos para la pareja. En el caso de la compañía de calzado e indumentaria deportiva, por ejemplo, les obsequiaron un certificado por 10,000 rands (aproximadamente 680 dólares), mientras que el gigante tecnológico chino les regaló dos de sus modelos de smartphones más recientes, informó la página .

Incluso un chef privado se ofreció a cocinar con su equipo el menú de la noche de bodas y la empresa de alimentos KOO ofreció los insumos, además, los anillos de matrimonio iban de regalo de una joyería, con oro rosado y diamantes.

Pero el “regalo de bodas” más alucinante de todos los que la pareja venía recibiendo fue el de la entidad financiera Standard Bank, que le ofreció pagar sus préstamos ascendentes a 300,000 rands (más de 20,000 dólares). Fue así que, desde comida hasta las alianzas matrimoniales, el Internet se hizo cargo de todo para que los futuros esposos no se preocuparan por nada.