Imagen de un operario del SUMMA 112 atiendo una llamada. (Facebook | 112 Comunidad Madrid)
Imagen de un operario del SUMMA 112 atiendo una llamada. (Facebook | 112 Comunidad Madrid)

Mohammed, un niño de apenas 11 años de edad, demostró el pasado 26 de enero una ejemplar madurez ante una situación de emergencia. Estaba en su casa en la localidad de Leganés (España) con su hermano menor y su madre cuando ésta sufrió un desmayo. El audio de su llamada quedó registrada en un video en .

De inmediato llamó para pedir ayuda. En la conversación, que el servicio de emergencias de Madrid ha difundido a través de las redes sociales por el “aplomo admirable” que mostró el menor, Mohammed responde a la perfección y con calma a las preguntas que le hacen desde el otro lado del teléfono.

La llamada de Mohammed se produjo el pasado domingo 26 de enero alrededor de las 6:52 a.m. La madre del niño se había desplomado y el pequeño, que se encontraba solo con su hermano menor de seis años, llamó a los servicios de emergencias madrileños y avisó que su mamá “había gritado y se había caído”.

El niño, de tan solo 11 años, respondía con seguridad y tranquilidad a las preguntas que el operador del servicios de emergencia le realizaba para realizar un primer diagnóstico de la emergencia. Mohammed explicó que su madre, de “31 o 32 años” (tiene 32) estaba “medio despierta, medio dormida”.

El operador que le atendía se hizo cargo de la situación haciendo al menor preguntas, claras y adaptadas al razonamiento de un niño. Y a pesar de la emergencia, la templanza y las respuestas de Mohammed sorprendieron tanto a los servicios de emergencia que ha decidido hacer pública la conversación.

Para conocer si la mujer respiraba, le preguntaron al niño si el pecho de su madre se movía, a lo que el pequeño contestó “un poco”. El operador, logró recopilar la información necesaria para enviar una ambulancia. Gracias a la rápida intervención, la madre de Mohammed está bien, aunque con un pie fracturado.

TAGS RELACIONADOS