Un hombre lloró desconsoladamente tras salvar a su perrita de morir atrapada en un pozo. (Foto: Captura)
Un hombre lloró desconsoladamente tras salvar a su perrita de morir atrapada en un pozo. (Foto: Captura)

Un hombre de 49 años, oriundo de Essex, Inglaterra, rompió en llanto tras reencontrarse con su adorada mascota, una perrita que permaneció atrapada en un pozo durante tres días. La escena fue registrada en video por un testigo y se viralizó tras ser subida a Facebook.

Alan Whitton vivía desde hace un año con Mitzi, una perrita de raza Jack Russell a quien adoptó tras el fallecimiento de Tinker, su mascota anterior.

Durante un paseo habitual, el animal fue perseguido por otro can de mayor tamaño, por lo que huyó a toda velocidad perdiendo de vista a Alan.

El hombre la buscó todo el día y dejó comida y algunos de sus juguetes preferidos para ver si aparecía. Lamentablemente, esto no ocurrió.

"No quería irme a casa sin ella, pero era muy tarde y teníamos que marcharnos", dijo Whitton según declaraciones recogidas por . "Era una noche muy fría. No pude dormir. Fue un infierno, pensaba que ella iba a morir", agregó.

Al día siguiente el hombre volvió al lugar en el que Mitzi se perdió, pero en esta ocasión lo hizo en compañía de varias personas que lo ayudaron con la búsqueda y colocando carteles a los alrededores. Desafortunadamente, la perrita no apareció, por lo que tuvo que volver a su hogar nuevamente.

Sin embargo, una repentina llamada telefónica a las 11 horas del tercer día lo cambiaría todo. Quien se comunicó con Alan le había dicho que estaba por la zona en donde se perdió su mascota y que su perro había olfateado algo desde el interior de un agujero de zorro. "Dejé todo lo que estaba haciendo y fui a investigar", dijo el hombre.

Luego de hacer sonar uno de los juguetes preferidos de Mitzi, fue posible escuchar un gemido. Al acercar la mirada, Alan descubrió que se trataba de su adorada mascota a quien había estado buscando desde hace días. Su emotiva reacción se volvió viral en Facebook.

"Me desmoroné, me sentí abrumado por la alegría y la incredulidad. Había empezado a perder la esperanza. Fue como un milagro de Navidad, todo el tiempo sentía que estaba en una pesadilla de la que no podía despertar", aseguró el hombre que conmovió en Facebook con su historia.

Tras ser llevado a un veterinario, se supo que la perrita no había sufrido daños de gravedad y que solamente tenía algunas garrapatas en el cuerpo.

Whitton expresó sus deseos de comprar un collar con GPS para evitar pasar nuevamente por una situación así.

TAGS RELACIONADOS