El fundador y CEO de , , debe dar cuentas ante el Congreso de tras el 'robo' de datos de 87 millones de usuarios.

Aunque la mente detrás de una de las redes sociales más importantes del mundo debe rendir mañana sus declaraciones, este lunes por la noche se ha adelantado difundiendo su pronunciamiento.

"Fue un gran error, mi error, no haber tenido una visión más amplia de nuestra responsabilidad. Los anunciantes y los desarrolladores nunca tendrán prioridad sobre la gente que forma nuestra comunidad", suscribió.

Su declaración detalla cronológicamente cómo el acuerdo de la compañía Cambridge Analytica que permitía que la consultora utilizara los datos derivó en el mayor uso de datos sin permiso que ha afectado hasta el momento a una red social.

La firma terminaría empleando todos esos datos privados para inducir el voto de millones de personas, a través de su combinación con publicidad electoral.