Dixie se ha convertido en una sensación de las redes sociales, donde acumula miles de seguidores. (Foto: @pups_on_wheels / Instagram)
Dixie se ha convertido en una sensación de las redes sociales, donde acumula miles de seguidores. (Foto: @pups_on_wheels / Instagram)

Dixie es estadounidense cuya historia se ha convertido en ejemplo de superación. Sus patas traseras tuvieron que ser amputadas debido a una compleja enfermedad; sin embargo, eso nunca le ha impedido ser feliz ni divertirse al igual que lo haría otro can.

Según contó Brittany Annabelle Huyser, dueña de la perrita, Dixie “nació paralizada. Cuando era cachorra, arrastraba sus patitas traseras”. A pesar de ello, decidió adoptarla y darle un hogar.

“Tenía una infección en los huesos. Fuimos al veterinario muchas veces, pero no pudimos curarle las piernas”, contó la joven, siendo la única solución amputarle las extremidades inferiores.

Videos de Dixie, la perrita que es feliz pese a no tener las patas traseras

Contra todo pronóstico, Dixie ha aprendido a sobrellevar la ausencia de sus patas. Mediante las fotos y videos que publica Brittany en redes sociales, se puede ver al can dando largos paseos en días soleados, jugando con otros animales e incluso nadando.

Una estrella en redes sociales

Su sorprendente historia ha conmovido a miles en Instagram, donde Dixie se ha convertido en una sensación viral con más de 48 mil seguidores.

En sus publicaciones, es normal encontrarse con toda clase de comentarios que halagan su fortaleza: “tus publicaciones siempre me alegran mucho el corazón, mil gracias”, “veo que tiene ruedas y las usa para caminatas más largas, mis disculpas. Perdí a mi querido bebé de piel dulce por complicaciones de la parálisis de la enfermedad del disco”, “es demasiado increíble”, “ese es un cachorrito muy fuerte”, “un gran abrazo y besos a este hermoso cachorro”, son algunas de las reacciones que se pueden leer en redes sociales.

¿Cómo ayudar a un perro que ha sido amputado?

Si hace poco tiempo que el perro ha perdido una pata, requerirá ciertos cuidados hasta que se recupere físicamente; sin embargo, a diferencia de los seres humanos, un perro se recobra de este tipo de operaciones con bastante rapidez (en dos o tres días) y habrá recobrado su movilidad, casi por completo, en dos o tres semanas, reporta el blog del sitio .

Es posible que al principio el perro necesite un poco de ayuda para, por ejemplo, levantarse, hacer sus necesidades o comer, sobre todo si la amputación es de una pata delantera. En estos casos, el animal se recuperará con algo más de lentitud que si la amputación es de la trasera debido a que los perros cargan más peso sobre sus patas delanteras que sobre las traseras.

De lo que sí habrá que preocuparse es de la cicatrización de la herida, vigilando siempre que no se infecte. Generalmente, el veterinario se encargará de hacer un seguimiento cuidadoso de ella, aunque es conveniente vigilarla también en casa e informar de cualquier anomalía al veterinario. De no haber ningún problema, este tipo de heridas se cierran en un lapso de 15 días.

A nivel emocional, la recuperación de la amputación puede ser algo complicada para un perro, por lo que puede mostrarse triste o apático durante unos días. Es algo perfectamente normal, pero no le durará mucho tiempo ya que, cuando se acostumbran a su nueva situación, no tienen ningún trauma y pueden ser perfectamente felices aunque tengan tres patas (o dos en el caso de Dixie).

¿Cómo funcionan las prótesis para perros?

Estos aparatos ortopédicos están concebidos tanto para las patas delanteras como traseras de un perro, acrecentando su desplazamiento, y, por lo tanto, mejore su condición de vida. En un principio, el can se sentirá incómodo, pero paso a paso, irá aprendiendo a caminar con equilibrio y estabilidad con estos prototipos, que tienen la particularidad de realizar los movimientos naturales que hace un normalmente y que recupere sin problemas la fuerza para caminar por su cuenta, reporta .

TAGS RELACIONADOS