(Andina)
(Andina)

"Si el general renuncia o no, se verá en su momento", dijo el ministro del Interior, , en el pleno del Congreso, con lo que descartó hacer el anuncio que la oposición esperaba: la salida del cuestionado director de la Policía.

Pedraza llegó con algo de retraso al Parlamento (su presentación debía empezar a las 10 am), tras la reunión que tuvo hasta altas horas de la madrugada en Palacio con el presidente y miembros de la bancada oficialista.

En su exposición inicial, de casi una hora, el ministro enumeró una serie de medidas referidas a la seguridad ciudadana, que está en jaque en el país, en medio de una crisis institucional en la Policía.

En otro momento, negó que el cuestionado general Salazar sea el que en su sector.

"No es exacto que alguien esté pintado o que alguien esté por encima de quien no corresponde, jamás admitiría una situación así", indicó en el hemiciclo, al tiempo de señalar que no tiene "vocación de secretario".

"El ministro soy yo", insistió, tras rechazar las versiones de "un súper director de la Policía", en alusión a Salazar, aunque admitió que el con el presidente, situación que justificó por una cuestión de "eficacia" y "estilo" del mandatario Ollanta Humala.

"En ningún caso eso supone desautorizarme, sino hacer eficaz la búsqueda de información por un tema concreto", alegó.