Walter Albán: “Crimen de Ezequiel Nolasco en Áncash fue punto de quiebre”. (Nancy Dueñas)
Walter Albán: “Crimen de Ezequiel Nolasco en Áncash fue punto de quiebre”. (Nancy Dueñas)

El Ministro del Interior, , informó que se ha decidido designar a un general al mando de la Policía Nacional en la región , elevando así el nivel de comando de esa zona del país; con el fin de ejecutar un trabajo mucho más eficiente en la lucha contra la criminalidad.

En su presentación ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, Albán explicó que las regiones Áncash y compartían un solo comando policial, pero que debido a los últimos casos de homicidios, se ha decidido junto con el Director General de la Policía, Jorge Flores Goicochea, nombrar a un oficial del más alto rango como jefe específico para Áncash.

"Ha sido una decisión motivada por estas circunstancia*s y porque además ya habíamos conversado acerca de la necesidad de que progresivamente *más generales estuvieran en diferentes regiones del país y pudiéramos hacer un trabajo mucho más eficiente", manifestó.

Previamente, el titular del Interior informó que también .

AUMENTAN NÚMERO DE EFECTIVOSAlbán comunicó además que se ha incrementado el número de efectivos para esa región. Detalló que Huaraz contaba en enero de este año con 1,453 policías, número que se elevó desde marzo a 1,611. De igual forma, en enero había 1,496 agentes en Chimbote, y ahora hay 1,858.

Adicionalmente, se han destinado cien patrulleros inteligentes para esa región del país, cincuenta de los cuales se han desplazado a Chimbote y los otros cincuenta hacia Huaraz.

Como resultado de este incremento, Albán informó que se ha mejorado la actuación policial en la región, señalando que en lo que va del año 11 bandas criminales han sido desarticuladas, 36 armas de fuego incautadas y 32 vehículos recuperados.

Se dispuso también el envío de 800 efectivos de diferentes unidades operativas hacia Huaraz, y otros 650 a Chimbote, con el fin de realizar operativos específicos contra el crimen organizado en esa región.

PUNTO DE QUIEBREAlbán Peralta dijo que las medidas adoptadas luego asesinato del exconsejero regional también abarcan el envío de un Grupo Especial de la Dirincri, compuesto por 26 efectivos que están abocados a la investigación de este crimen, y que incluye agentes que habían investigado el primer atentado ocurrido en el año 2010.

Paralelamente, se ha enviado un Grupo Especial de Inteligencia, que está haciendo seguimiento del crimen de Nolasco y de otros hechos similares, a la vez que reiteró que se dispuso la protección de las personas que vienen siendo amenazadas tras el asesinato.

Durante su presentación, el titular del Interior señaló que el asesinato de Ezequiel Nolasco, es un "punto de quiebre" que demanda el trabajo de todas las instituciones involucradas el tema de la seguridad y la justicia.

"Hemos sentido que este ha sido un punto de quiebre. Es fundamental que podamos trabajar unidos, que podamos poner el mejor esfuerzo contribuyendo todos al propósito que la criminalidad sea erradicada.

En ese sentido, informó que solicitará, junto con el Ministro de Justicia, a través de las Procuradurías Anticorrupción y de Lavado de Activos, que los procesos de investigación de los crímenes producidos en Áncash puedan ser investigados a través de Salas Corporativas Nacionales y con fiscales que tengan las garantías suficientes para que puedan actuar sin tanto temor.