El agente peruano ante la Corte de La Haya, , cerró hoy la contundente presentación del equipo jurídico peruano ante el tribunal internacional, con motivo de la demanda planteada contra Chile por la delimitación de las fronteras marítimas entre ambos países.

En su alocución, Wagner pidió al tribunal fijar las zonas marítimas de ambos países con una línea que se inicie en el Punto de Concordia hasta uno situado a 200 millas de las líneas marinas y que se reconozca la soberanía del Perú en el llamado triángulo externo, que .

El agente peruano dijo que los recursos de subsuelo de esta porción del mar en controversia son "efectivamente ricos" y que Chile, con su interpretación errónea de la Declaración de 1952, quiere adjudicarse la mayor parte de los recursos afectando a nuestro país.

"Esta causa reviste la máxima relevancia para el Gobierno y el pueblo de Perú (…) Los recursos del subsuelo de la columna de agua de la zona situada a lo largo de las costas de Chile y Perú son efectivamente ricos y Perú se ha beneficiado de ellos, así como Chile. Sin embargo, la diferencia estriba en que Chile desea adjudicarse la mayor parte de esos recursos, contradiciendo las normas establecidas del Derecho del Mar y privando a las provincias meridionales del Perú de los recursos que les corresponde", dijo.

NO HAY FALTA DE INTERÉSEn su última intervención, Wagner aprovechó también para refutar lo señalado por la parte chilena, respecto a que nuestro país no dijo nada durante 60 años sobre la controversia.

"La historia muestra que el Perú no ha guardado silencio por falta de interés, ha actuado de la misma forma que cualquier Estado, establece prioridades a la hora de ocuparse de asuntos delicados de su política exterior", refirió en su discurso final.

CONFÍA EN LA CORTEA su salida de la sala de audiencias, Wagner se dirigió a la prensa y expresó su confianza en que la Corte recoja en su sentencia final los argumentos esgrimidos por nuestro país.

"El equipo peruano tiene la confianza de haber podido exponer ante la Corte los elementos de hecho y derecho que sustentan la posición peruana y confiamos que los jueces las recojan en su sentencia, sobre los aspectos que el Perú ha solicitado a la corte", señaló.

Asimismo, destacó el ambiente "alturado y profesional" vivido durante estas semanas de audiencias, "como corresponde a dos países hermanos que desean resolver pacíficamente esta controversia".