Sigue actualizado en nuestra APP

Vizcarra mantiene posición sobre la reforma política

Habría disolución del Congreso si no se aprueba los seis proyectos en los términos planteados.

Martín Vizcarra

Martín Vizcarra dijo estar enfocado en “gobernar bien”. (GEC)

Martín Vizcarra dijo estar enfocado en “gobernar bien”. (GEC)

Perú21

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Mantiene la advertencia. La disolución constitucional del Congreso es una medida que el presidente Martín Vizcarra aplicaría sin vacilar si los seis proyectos de reforma política que presentó el Ejecutivo son trastocados en su “esencia” por el Parlamento.

“La mayoría del Congreso votó a favor de la confianza y eso significa aprobar las seis reformas políticas que hemos planteado sin trastocar la esencia y en los plazos que hemos previsto”, subrayó en una entrevista en Exitosa radio.

Aunque dijo ser “optimista” de que dichas iniciativas serán aprobadas “hasta el 25 de julio”, recalcó que los términos en que el Pleno aprobó la cuestión de confianza deben ser respetados; de lo contrario, asumirá que el respaldo otorgado “ha sido negado”.

En ese caso, dijo, “vamos a actuar como está establecido en la Constitución, (...) por ahí se nos ha querido decir que eso sería autoritario, no es así”.
La advertencia del jefe de Estado es un recordatorio para la Comisión de Constitución que lidera Rosa Bartra (FP), que desde el 7 de junio viene debatiendo los proyectos de reforma con un nuevo cronograma.

Precisamente, Bartra fue la primera en cuestionar las declaraciones del mandatario. Vuelve a “pechar” al Congreso y eso “es algo que el país no necesita”, anotó.

“Es absolutamente innecesario (que el Presidente cierre el Congreso). (...) Nosotros estamos trabajando, hemos dado muestras al país desde el día uno”, replicó. Reiteró que, desde su perspectiva, la “esencia” de los proyectos de reforma es un término que “no existe en la Constitución”.

RESPETAR LA ESENCIA
Mercedes Aráoz (PpK) consideró que en este proceso de discusión se puede hacer variaciones, “pero dentro del marco de esa esencia. El modelo final (que apruebe el Pleno) puede no ser exacto a lo planteado por el Ejecutivo, pero sí cercano”, sentenció.

La vocera alterna de PpK, Ana María Choquehuanca, la secundó y señaló que la reforma debe prosperar “no porque lo pida el Ejecutivo, sino porque el país lo necesita y debió ser un logro anterior”.

Ir a portada