Digna Sánchez de Espinoza tiene 85 años, asegura haber tenido 24 hijos, vive en el asentamiento humano Primavera (Piura), y hasta hace poco era una de las afiliadas del programa asistencial Pensión 65. Todo ello no tendría nada de particular, si no fuera porque se trata de la abuela de la vicepresidenta de la República, .

El caso, que luego de que la propia vicepresidenta lo revelara, ha causado gran escándalo. La anciana contó al programa 90 segundos que se dedica a bordar adornos en su casa, pues ya no puede trabajar.

"Ollanta me paga 150 soles", cuenta sobre los bonos de Pensión 65 que cobró durante varios meses y que en total sumaron sin S/.1,200. Al parecer, lo dice sin entender la irregularidad.

Tras conocerse el hecho, Espinoza informó que ha pedido que se desafilie a su abuela y anunció que se devolverá el dinero cobrado. Además, aseguró que nunca tuvo conocimiento de que ella estuviera cobrando dicha pensión.

Por su parte, el legislador Juan José Díaz Dios informó que a la también congresista por este caso.

HABLAN SUS FAMILIARESAnte el revuelo que originó su caso, los hijos de Digna Sánchez contaron que la salud de la mujer se vio resquebrajada y se mostraron a favor de que sea retirada del programa social, porque ellos "se encargan de su manutención".

Asimismo, aseguraron que la vicepresidenta visita a la anciana, quien fue cambiada de domicilio. Desde ahí, sus familiares le impiden cualquier contacto con los medios de comunicación.