(USI)
(USI)

Tal impacto tuvieron la presión pública y las críticas del presidente Ollanta Humala que al titular del Parlamento, , no le quedó más camino que convocar al Consejo Directivo para el viernes 4 de enero, a las 11:00 a.m., para definir el futuro del bono de representación, que ha sido aumentado de S/.7,500 a S/.15 mil.

Isla y su Mesa Directiva se han quedado prácticamente solos en la defensa de este aumento soterrado de los sueldos de los parlamentarios, luego de que legisladores de diferentes bancadas comenzaran a solicitar formalmente que se dejara sin efecto dicho incremento.

Trascendió que el punto de quiebre en la posición de Isla fueron las palabras del jefe de Estado, quien a los llamados 'padres de la patria'.

El pasado miércoles, el titular del Congreso justificó el incremento del bono, lo que les permitirá a los legisladores tener ingresos de 30 mil soles mensuales. Para tal efecto, ensayó como tesis de que dicho monto "fortalecerá la productividad parlamentaria".

Incluso, admitió que la medida era "impopular pero necesaria" para cumplir con la labor de representación y para que los congresistas se trasladen a lugares alejados del país.

¿A BUSCAR FACTURAS?Se informó que en la cita del viernes 4 de enero se plantearía a los portavoces de las bancadas una fórmula para mantener el aumento real.

La propuesta sería volver a un sistema que ya había sido modificado. Es decir, a la rendición de cuentas sobre un porcentaje de los 15 mil soles, pero, a cambio, ese monto quedaría liberado del impuesto a la renta.

Otro de los planteamientos sería excluir a los parlamentarios de Lima y del Callao del acceso a este bono.

Sin embargo, esta propuesta generaría resistencia entre algunos 'limeños', quienes aseguran que también viajan a provincias porque representan "a todo el país".

TENGA EN CUENTA

- El Consejo Directivo analizaría la posibilidad de convocar a un Pleno extraordinario para aprobar el proyecto que regula la remuneración de los congresistas que ejercen función ministerial.

- También habrá llamadas de atención para quienes respaldaron el aumento y, después, lo rechazaron.