Luego de para la elección de funcionarios en la Defensoría del Pueblo, el Tribunal Constitucional y el Banco Central de Reserva, el Congreso cerró anoche su legislatura 'con broche de oro'.

Y es que en medio del debate por el pedido de facultades de investigación contra Alejandro Toledo se armó un circo de insultos, gritos y actitudes bochornosas.

Cuando el legislador empezaba a tomar la palabra, el congresista fujimorista le mentó la madre, al parecer sin darse cuenta de que su micrófono estaba encendido.

Ante ello, los parlamentarios empezaron a reclamarle e incluso su colega de bancada Cecilia Chacón le lanzó un papel, como si de escolares se trataran. Y aunque todo el hemiciclo escuchó el improperio, Reátegui se excusó con un pretexto inverosímil.

"Presidente, yo dije 'asu mare', que es distinto. Como la película. Si eso es intolerante (sic) para el congresista Rimarachín, retiro lo dicho", afirmó.

Tras ello, los ánimos se caldearon, los 'padres de la patria' empezaron a discutir hasta en la Mesa Directiva, , y los congresistas se despidieron 'por todo lo alto'. No muchos los extrañarán.