Por aclarar . Congresista Albrecht, gerente de la institución investigada, debe esclarecer por qué contrató empresas sin experiencia.
Por aclarar . Congresista Albrecht, gerente de la institución investigada, debe esclarecer por qué contrató empresas sin experiencia.

El congresista de Fuerza Popular estaría por salvarse de una acusación de colusión y peculado por el caso Eslimp Callao. Como se recuerda, en los años 2004 y 2005, la oficina que debía garantizar los servicios de limpieza en el Callao pagó 1’275,000 soles a dos empresas que no pudieron demostrar que realizaron el servicio. Entonces, Albrecht era gerente general del Servicio de Limpieza Municipal Pública del Callao (Eslimp Callao).

Hoy, el del primer puerto quiere archivar la denuncia contra el congresista. Esta es la segunda vez que el fiscal Francisco Alarcón gira el timón a favor de Albrecht.

El procurador anticorrupción del Callao, Engie Herrera, no está de acuerdo. Sostiene que hay suficientes pruebas que demostrarían que Albrecht y otros funcionarios se habrían apropiado del dinero de Eslimp Callao cuando la entidad estaba bajo su administración.

Al fujimorista se le investiga por los presuntos delitos de colusión y peculado. Entregó contratos, de manera directa, a las empresas ‘El Chaval’ y ‘El Chavalillo’, las mismas que no tenían experiencia en el servicio de recojo de basura.

En febrero de 2017, el fiscal Alarcón, a cargo de la investigación, sostuvo que no encontraba elementos de convicción que sustenten las acusaciones y pidió su archivamiento. La defensa del Estado apeló en aquella ocasión, tal como lo volverá a hacer ahora. La Procuraduría sostiene que aún faltan realizar diligencias importantes con el objetivo de esclarecer los hechos.
La primera vez que el fiscal Alarcón intentó salvar a Albrecht, el Juzgado de Investigación Preparatoria del Callao, que preside Serapio Roque, dispuso que la fiscalía investigue el caso un mes más. Ahora, después de cuatro meses, Alarcón sigue argumentando que no hay pruebas.

EMPRESAS DE PAPEL

La tesis inicial planteada por el Ministerio Público fue que las actividades de alquiler de maquinarias para el servicio de limpieza y otros que prestaron ‘El Chaval’ y ‘El Chavalillo’, representadas por Julián Cortez y Alberto Ydrogo, respectivamente, no llegaron a brindar el servicio para el que fueron contratadas.

Por ello, se manejó la hipótesis de que el dinero desembolsado para dicho servicio habría sido distribuido entre los funcionarios, uno de ellos, Víctor Albrecht.

Sin embargo, pese a ello, luego el fiscal cambia de opinión. En el documento de Alarcón solicitando al Poder Judicial el archivamiento se dice que no ha sido posible corroborar la hipótesis que sustenta la denuncia y que no tiene nuevos datos. Además, sostiene que no existen elementos de convicción que acrediten la existencia de algún pacto ilícito entre los funcionarios de Eslimp Callao y los representantes de las recién nacidas empresas de limpieza.

El procurador Engie Herrera tiene otra versión y no está dispuesto a que se archive el caso. La tesis que maneja la Procuraduría es que no se han realizado las diligencias necesarias para demostrar la corrupción; una fuente de esta institución refirió que la Fiscalía del Callao no les ha requerido a las empresas investigadas que entreguen las boletas que prueban que alquilaron camiones y volquetes para el recojo de la basura.

“‘El Chaval’ y ‘El Chavalillo’ no prestaron el servicio”, sostiene la fuente. “Ninguna de las dos tuvo nunca solvencia económica. ¿Con qué dinero habrían podido alquilar los cargadores frontales?”, se pregunta. El alquiler de esa maquinaria cuesta, como mínimo, 1,500 soles diarios.

Este diario también tuvo acceso a las declaraciones fiscales de Cortez e Ydrogo, ambos investigados por los delitos contra la fe pública y falsedad genérica. Reconocen que cuando se crearon sus compañías no tenían liquidez económica.

Durante el interrogatorio judicial que se realizó en mayo, Albrecht señaló que optó por contratarlas “debido a que no había ninguna otra”.
Cuando se le consultó sobre las irregularidades respondió que “no se acordaba de las diligencias de esa época” .

Eslimp también en la mira del Congreso

La comisión del Congreso que investiga los actos de corrupción en el Callao, presidida por el colega de bancada del investigado Albrecht, Percy Alcalá, aprobó ampliar sus pesquisas en diversas instituciones de esa región.

El citado grupo de trabajo no solo investigará al Gobierno Regional del Callao, a cargo de Félix Moreno, sino también otras instituciones como Eslimp Callao y el Comité de Administración del Fondo Educativo (Cafed), que involucran graves denuncias por contratos y planillas fantasmas.

Para el congresista Víctor Andrés García Belaunde, hay varios casos por esclarecer, como las presuntas irregularidades en la ejecución de obras, la renovación de la avenida Gambetta y la vía Costa Verde-Callao. En abril, la Contraloría también detectó un millonario pago fantasma de S/10 millones de parte de Eslimp por servicios de limpieza que en un lapso de dos años nunca se habrían dado.