(USI)
(USI)

Ayer se volvió a hablar de la posibilidad de que la primera dama, , postule a la Presidencia de la República en 2016, cuando la ministra de la Mujer, Ana Jara, ya no se refirió a las prohibiciones electorales sino que supeditó esa opción del presidente . Incluso, deslizó el nombre de quién podría asesorarla en su campaña: el publicista .

Para el analista político Santiago Pedraglio consideró que primero, en el oficialismo, "deberían terminar de decidir si es que quieren que la señora Nadine Heredia vaya o no a la presidencia. Esa, por ejemplo, es una primera decisión que debe quedar clara".

"La situación más ambigua no es conveniente ni para los propios nacionalistas ni para el Partido Nacionalista. Si decidieran que fuera (Nadine Heredia, su candidata presidencial) tendrían que jugar sus cartas más claras y, evidentemente, eso va a traer mucha resistencia", agregó Pedraglio.

El analista subrayó que "no me parece prudente que ella se lance a la Presidencia de la República. Hay razones legales que se lo estarían impidiendo. No la Constitución, pero sí la norma electoral".

"Creo que no sería prudente para el propio presidente Ollanta Humala ni para ella. Es cierto que Nadine tienen una aprobación muy alta, que está encima del 60%, y que evidentemente induce a este tipo de rumores e indecisiones, pero lo prudente sería que se pueda guardar para otro momento. Incluso podría tentar la Alcaldía de Lima", finalizó Pedraglio.

SEGUNDO LANZAMIENTOEl también analista político Mario Ghibellini recordó que la candidatura de Heredia se lanzó hace tiempo y no ahora. "Creo que la propusieron un día antes de la segunda vuelta electoral donde ganó Ollanta Humala", indicó a Perú21.

Sin embargo, aseguró que este tema volvió a la escena política porque los nacionalistas no se ponen de acuerdo en el tema aún o cometen muchas torpezas. Una de ellas, reseñó, fue la del exvicepresidente de la República , a quien se le ocurrió .

"Eso trajo el inconveniente de que Mario Vargas Llosa –a quien los oficialistas consideran un tótem– habló, pero para señalar, al igual que en el 2011, que sería una buena candidata presidencial pero no en el 2016", anotó.

Según Ghibellini, este nuevo lanzamiento de Heredia a la presidencia es una torpeza más de los nacionalistas antes que una trama para avanzar en su próxima candidatura. "Ellos nunca pueden decir No cuando la prensa pregunta sobre este tema y este es el resultado", dijo.

Añadió que la incomodidad para hablar del caso recurrentemente ya se siente en el Ejecutivo y hasta en la misma esposa del presidente. "El premier no responde con agrado cuando le preguntan por este caso y más aún cuando habla Mario Vargas Llosa", dijo.

Hace menos de una semana, el titular de la PCM manifestó lo siguiente cuando le preguntaron sobre una eventual candidatura de Heredia y el hecho de que ella tenga más popularidad que su esposo: "No debemos hablar sobre hipótesis. No sé lo que pasará mañana. No creo que sea sano para el país que estemos haciendo este tipo de especulaciones o historias. Dejemos que las cosas pasen".