El congresista (Célula Parlamentaria Aprista) aseguró que la posición mayoritaria del Legislativo es contraria al proyecto del Ejecutivo que plantea que sea la Corte Suprema y no el Parlamento el que levante la inmunidad a los legisladores.

“En inmunidad hay una posición casi mayoritaria en el sentido de que no vamos a aprobar lo que ha planteado el Ejecutivo”, anticipó el parlamentario en entrevista con Canal N.

Como se recuerda, la Comisión de Constitución aprobó, por mayoría, el último viernes el dictamen sobre inmunidad parlamentaria, el mismo que difiere sustancialmente del proyecto presentado por el Ejecutivo a propuesta de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política.

La iniciativa gubernamental, se recuerda, planteaba que no sea el Congreso el que autorice el levantamiento de la inmunidad cuando un parlamentario es condenado por un delito penal, sino la Corte Suprema del Poder Judicial. El dictamen aprobado, sin embargo, mantiene esta atribución en el fuero legislativo.

Al respecto, aseguró que no se le puede dar la facultad a la Corte Suprema para que delibere sobre cuestiones políticas.

“El gobierno dice: ‘la inmunidad no es un privilegio de los congresistas, es una prerrogativa, una garantía institucional del Congreso para garantizar su funcionamiento’. Entonces, con ese argumento, viene otro gobierno y dice: ‘¿saben qué? Como no legislan en el tiempo que el país necesita, entonces vamos a darle la función de legislar a la Corte Suprema’  (...) donde la mayoría son provisionales”, manifestó.

El legislador del Apra añadió que el dictamen aprobado por la Comisión de Constitución acorta los plazos para que las solicitudes de levantamiento de inmunidad no sean extensas. Además, destacó que con el impedimento para que postulen a cargos públicos personas con prontuario penal, se hace referencia directamente a la inmunidad.

“Creo que el solo hecho de aprobar la otra reforma del artículo 34º y 39º ya se impide que gente con prontuario penal llegue al Congreso porque en estos tres años los seis parlamentarios a los que se les ha solicitado el levantamiento de la inmunidad han sido elegidos con procesos penales en curso”, argumentó.