(GEC)
(GEC)

Aquellos funcionarios que por su rol cumplieron una función estratégica en el proceso de adquisición masiva de vacunas y recibieron clandestinamente las dosis, pueden haber incurrido en presuntos delitos de colusión, negociación incompatible o cohecho pasivo. Todos los demás funcionarios, servidores públicos o terceros que de una u otra forma se vieron favorecidos también deben ser investigados para determinar su nivel de responsabilidad. Es fundamental determinar el papel o el rol que ha cumplido la Universidad Cayetano Heredia en este proceso de adquisición de vacunas, de manera particular el Dr. Germán Málaga, quien a mi juicio, no solo habría incurrido en una falta ética sino en hechos de relevancia penal. Su desempeño como responsable del proceso de ensayo habría contribuido en favor de la compra de vacunas al laboratorio chino Sinopharm.

No queda aún clara la naturaleza pública o privada de las vacunas en tanto bienes. Empero, de acuerdo al contexto de emergencia sanitaria en las que ingresaron a nuestro país, estas tendrían una finalidad de carácter público; por lo tanto, no se descarta que su utilización o apropiación en provecho propio o de tercero configure delito de peculado por extensión.

Paralelamente a las investigaciones en la vía penal, corresponde se abran investigaciones administrativas disciplinarias en contra de los implicados ante los órganos correspondientes por presuntas faltas administrativas o al código de ética del Colegio Médico.