Copa América

Toledo también recibió coimas por la Interoceánica tramo IV

Lluvia de millones. Jorge Barata reveló que el expresidente recibió sobornos del consorcio Intersur, integrado por Camargo Correa, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao. Su jefe de seguridad Avi Dan On presionaba por cobros.

Alejandro Toledo se pasó de copas y acabó preso tras armar un escándalo. (GEC)

Alejandro Toledo se pasó de copas y acabó preso tras armar un escándalo. (GEC)

Alejandro Toledo dice que Jorge Barata miente. (GEC)

Alejandro Toledo se pasó de copas y acabó preso tras armar un escándalo. (GEC)

Oscar Quispe

Jorge Barata no dejó de cantar hasta el último día de los interrogatorios ante fiscales y procuradores peruanos. Y vaya que lo hizo con fuerza. El repertorio volvió a centrarse en el expresidente Alejandro Toledo, hoy prófugo de la justicia. 

El exjefe de Odebrecht en el Perú reveló que el líder del partido de la chakana no solo los ‘picó’ con más de 31 millones en sobornos por la Interoceánica Sur, sino que también hizo lo mismo con otras constructoras brasileñas.

¿Cómo empieza esta historia? Odebrecht había ganado la concesión de los tramos II y III de la Interoceánica Sur (IIRSA) y también quería la concesión del tramo IV. Toledo le dijo a Barata que la constructora no podía ganar los tres tramos de la carretera y, por ello, acordaron que esa concesión se entregaría a Intersur, integrada por las empresas Camargo Correa, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao.

Para no levantar sospechas, Odebrecht, según fuentes de Perú21 en Curitiba, Brasil, entregó una propuesta económica más alta para quedar fuera de carrera en la licitación. Y, finalmente, así sucedió.

No obstante, Barata no pudo detallar a las autoridades peruanas los montos de los sobornos que habría cobrado Toledo por ese tramo.

“Se interrogará a otros colaboradores que hayan participado (en esta negociación) para que se puede arribar a algo positivo” , señaló el fiscal Germán Juárez, integrante del equipo Lava Jato, a cargo del interrogatorio.

Como la coima pactada por Intersur, según Barata, no se cumplía a tiempo, entró en escena Avi Dan On, exjefe de seguridad del entonces mandatario, quien en más de una ocasión recurrió al exjefe de Odebrecht para que intercediera ante los representantes de las firmas brasileñas a fin de que cumplan con lo pactado.

Pese a los desesperados intentos de Toledo por reclamar el pago de ‘su acuerdo’, Barata reveló que en una sola ocasión dio a conocer tal exigencia a Marcos de Moura Wanderley, ex directivo de Camargo y Correa en Perú.

Frente a ello, tras culminar la diligencia en la Procuraduría del Estado de Paraná en Brasil, Robert Meza, abogado del consorcio Intersur, rechazó esa versión y sostuvo que la coima a la que refiere el exjefe de Odebrecht se trata solo de una “presunción”. 

LOS MILLONES DE VILLARÁN
Barata también explicó con lujo de detalles, ante el fiscal Juárez, por qué los altos directivos de Odebrecht decidieron entregar US$3 millones para la campaña del No a la revocatoria de la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán.

Los representantes de la constructora estaban preocupados por el contrato que habían firmado con la Municipalidad Metropolitana de Lima en 2013 para el proyecto Vías Nuevas de Lima.

Jorge Barata

Jorge Barata

Jorge Barata

Odebrecht había obtenido la concesión de 115 kilómetros que incluía la Panamericana Norte, Sur y Ramiro Prialé por 30 años.

“El contrato era firme, pero sí existía la preocupación por el financiamiento de la obra porque en el proyecto estaban comprometidos más de 700 millones de dólares; entonces, había una preocupación de la empresa si es que había cambio de alcaldesa”, explicó.

Barata sostuvo que a la constructora le tomó más de tres años para que le aprobaran el citado proyecto.

“Pasó por dos periodos de gobierno, porque empezó con (Luis) Castañeda Lossio, quien hizo observaciones y ajustes, pero no llegó a declarar de interés la iniciativa privada porque ya estaba al final de su gobierno y no iba a tener retorno político. Cuando llega Villarán, sí se hace la declaratoria de interés, se hace la convocatoria, se hace la propuesta y se firma el contrato”, señaló.

EL NEXO ‘BUDIAN’
El exsuperintendente también contó que aportaron dinero para la campaña de la exburgomaestre porque confiaban en que ella podría alcanzar un puesto político más alto en el futuro.

“Cuando Susana Villarán llegó a la alcaldía, era el momento que en Brasil la presidenta era Dilma (Rousseff) y los periódicos apoyaban mucho eso, y se decía que las mujeres estaban tomando posición. Decidimos apoyar a Villarán porque era una persona que tenía mucho respaldo de la prensa, se decía que podía llegar a la presidencia del Perú. Por eso creíamos en su potencial y decidimos ayudar”, relató.

Para Barata, el gerente general de la Municipalidad de Lima, José Miguel Castro, fue un personaje clave en todo este proceso, y a quien le entregó tres millones de dólares.

Incluso, dijo, en el momento de la negociación estuvo como testigo Raúl Ribeiro Pereira, entonces representante de Odebrecht del proyecto Nuevas Vías de Lima.

El exjefe de Odebrecht en Perú también confirmó lo que Perú21 había adelantado: ‘Budian’ es el nombre clave que le pusieron a José Miguel Castro.

“‘Budian’ es un pescado brasileño de color verde, con la boca adelante y cachetón, que se parecía José Miguel Castro”, indicó Barata a Juárez.
También reconoció que en la División de Operaciones Estructuradas hay registros de dos pagos por la suma total de US$700 mil al lado del nombre ‘Budian’.

Alcaldesa de Lima, Susana Villarán, deberá explicar su respaldo al gerente edil, José Miguel Castro. (Perú21)

Según la tesis fiscal, Castro habría coordinado con Odebrecht y OAS un aporte de 4 millones de soles para la campaña del No a la revocatoria de Susana Villarán el 2013. (Foto y Video: Panamericana)

Este diario intentó comunicarse vía telefónica y a través de WhatsApp con el ex gerente general de la comuna limeña, para solicitar su descargo, pero no nos respondió.

EL PAGO A ZEVALLOS
Finalmente, el repertorio de Barata incluyó la confirmación del pago por más de US$700 mil al exjefe de Ositran, Juan Carlos Zevallos, por la emisión de certificados de avance de obras en la ejecución de la Interoceánica Sur, tramos II y III.

Usualmente, tales documentos demoraban en emitirse entre mes y mes y medio, pero según las investigaciones, Zevallos lo hacía en solo cinco días. ‘Almohadita’ fue el seudónimo que se le asignó a Zevallos en las planillas del departamento de sobornos en alusión a su sobrepeso.

Juan Carlos Zevallos, ex jefe de Ositran durante gobierno aprista. (USI)

Actualmente, el exfuncionario se encuentra cumpliendo una orden de prisión preventiva en el penal Ancón I.

TENGA EN CUENTA
*La constructora brasileña Odebrecht esperará la homologación del acuerdo de colaboración eficaz para entregar la documentación de la División de Operaciones Estructuradas (caja de sobornos).

*“Los hijos de Javier Velásquez Quesquén (congresista aprista) y Enrique Cornejo (exministro de Transportes) trabajaron para Odebrecht, recordó ayer Jorge Barata ante el equipo Lava Jato de la Fiscalía y de la Procuraduría.

*Siga en Perú21.TV y en toda nuestra multiplataforma los avances de los interrogatorios desde Brasil.La constructora brasileña Odebrecht esperará la homologación del acuerdo de colaboración eficaz para entregar la documentación de la División de Operaciones Estructuradas (caja de sobornos).

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada