Eloy Espinosa-Saldaña mostró su preocupación por la denuncia que señala que Ernesto Blume y Giulliana Loza tuvieron una reunión. (Foto: GEC)
Eloy Espinosa-Saldaña mostró su preocupación por la denuncia que señala que Ernesto Blume y Giulliana Loza tuvieron una reunión. (Foto: GEC)

El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) señaló que, si son ciertas ñas versiones que indican que el presidente de esta institución, Ernesto Blume, se reunió con la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, en un restaurante, se trataría de un hecho de implicancias penales.

“Una actividad como esa (de ser cierta) no solo es éticamente recusable sino que podría tener implicancias de tipo penal el hecho de que el ponente de una causa se reúna con una de las partes. Recordemos que incluso con el caso resuelto la reunión de un presidente de la corte suprema con el expresidente Alejandro Toledo le costó al destitución del magistrado”, sostuvo.

Refiriéndose a este caso pidió que el Tribunal Constitucional mejore en aspectos como los de transparencia y celeridad dado que se trata de “una institución con 62% de rechazo, lo que tenemos que hacer es levantar la imagen del TC, debemos asegurar la transparencia de nuestra actuación pues estos problemas llevaron al Poder Judicial a que surgieran Los Cuellos Blancos”, agregó.

Un informe publicado por el diario ‘La República’, sostuvo que Blume y Loza se habrían reunido en el restaurante Bocatta (San Borja) el pasado sábado 9 de noviembre, antes de que el TC resolviera el hábeas corpus que presentó la familia de Fujimori para lograr su libertad.

Al respecto, el propio titular del TC, Ernesto Blume, ha negado tajantemente que este encuentro se haya dado y denunció que existe un “reglaje” y un “seguimiento” en su contra.

“Es evidente que me están siguiendo, que hay un reglaje, están buscando información sobre mí cuando no tengo absolutamente nada que ocultar [...] No tengo absolutamente nada que ocultar. Todo esto me hace recordar a los años 90 en los que, como asesor principal de Alberto Andrade, alcalde entonces de Lima y líder de Somos Perú, Vladimiro Montesinos dijo ‘hay que tocarle el pellejo a Blume’. Entonces, teníamos los teléfonos intervenidos y había reglaje contra nosotros. Casi veinte años después, me encuentro en lo mismo”, indicó en una entrevista al diario ‘Correo’.

Cabe indicar que Blume Fortini fue el ponente de la resolución a favor del hábeas corpus que anuló la prisión preventiva de Keiko Fujimori.