La alcaldesa Susana Villarán, durante la sesión solemne por el , le pidió al presidente Ollanta Humala –presente en la ceremonia– un "asiento" en el directorio de Sedapal, empresa que luego de tres inundaciones que se produjeron en menos de un mes en la capital, por el colapso de las tuberías.

Asimismo, sostuvo que trabaja arduamente para cumplir con las metas trazadas por su gestión hasta el 2014 y recalcó que fue elegida por cuatro años, en lo que pareció ser una tácita alusión al y que podría evitar que cumpla su mandato.

"Estamos a mitad del recorrido. Fui electa para un mandato de 4 años, para dar continuidad a las cosas buenas que se estaban haciendo, corregir las cosas erradas, las anteriores y las nuestras, y realizar todas estas obras y reformas que permitan a la ciudad avanzar en el progreso y reducir las desigualdades", refirió en su discurso.

Sostuvo que "transformar Lima es difícil y tiene costos" y "quién mejor que yo lo sabe". "Más allá de cualquier interés partidario, este es un trabajo que requiere el trabajo de todos", dijo.