Valiente. Higuchi denunció y se enfrentó a la corrupción del gobierno de su entonces esposo Alberto Fujimori. (AP Photo/Marcelo Salinas)
Valiente. Higuchi denunció y se enfrentó a la corrupción del gobierno de su entonces esposo Alberto Fujimori. (AP Photo/Marcelo Salinas)

no fue una mujer que gustara de la política pese a que convivió con ella en distintos pasajes de su vida. Fue primera dama y congresista de la República. Quizás por esa cercanía con el poder, y porque sintió en la piel y en el corazón el daño que puede hacer este cuando es mal utilizado, confesó alguna vez que no le gustaba esa relación estrecha de sus hijos Keiko y Kenji con la política. Para ella, rememora Fabiola Morales, el poder mal influenciado se volvía en contra de la familia.

Más que política, entonces, Susana Higuchi fue una dama corajuda y valiente; la primera que denunció y se enfrentó a la corrupción del gobierno de su entonces esposo Alberto Fujimori, por lo que debió pagar el precio más alto para una madre: el alejamiento de sus cuatro hijos.

MIRA: Keiko Fujimori: “Queremos que recuerden a Susana Higuchi como una mujer valiente y aguerrida”

Ayer, a los 71 años, Higuchi Miyagawa falleció víctima de cáncer. Hace un mes, el 9 de noviembre, fue internada en una clínica local de emergencia e inmediatamente inducida a un coma. Desde entonces no se supo más de la mujer que un 24 de marzo de 1992 denunció públicamente que sus cuñados, los hermanos del entonces presidente Alberto Fujimori, traficaban con las donaciones que llegaban de Japón y otros países para los damnificados por el Fenómeno del Niño.

Participó en la campaña 2021. (Foto: Giancarlo Ávila / GEC)
Participó en la campaña 2021. (Foto: Giancarlo Ávila / GEC)

“Reciben donaciones de Japón, de ropa. (...) Se cogen lo mejor para ellas y reparten estropajos y utilizan mi nombre; eso sí me indigna”,reclamó. Su acusación, a decir del exvicepresidente Máximo San Román, habría sido el detonante para que doce días después, su esposo diera el autogolpe del 5 de abril.

A partir de entonces, la ingeniera civil y madre de cuatro hijos: Keiko, Hiro, Sachi y Kenji libraría una dura batalla con Fujimori que para entonces ya actuaba en sociedad con Vladimiro Montesinos. El enfrentamiento, dijo ella, derivó en maltrato físico. “Con violencia me llevaron a un sótano en el Cuartel General del Ejército, no se podía percibir un ápice de Iuz, caí desmayada... sufrí torturas con electroshock, fue luego de la denuncia de la ropa donada. (...) Me tumbaban y me comenzaban a golpear en los brazos “, declaró, en 2002, ante una comisión investigadora del Parlamento.

MIRA: Diversas personalidades de la política nacional acudieron al velorio de Susana Higuchi [GALERÍA]

En Palacio de Gobierno la dejaron sola, sus hijos fueron llevados al Cuartel General del Ejército por Fujimori, le apagaban las luces, las rejas fueron soldadas. En agosto de 1994 denunció a través de un canal de televisión, con el que se comunicó vía telefónica, que no la dejaban salir. Lo lograría tiempo después. Mientras, Vladimiro Montesinos y su maquinaria le arrebataron su dignidad, la tildaron de loca y destrozaron su credibilidad.

Tardó años en sanar las heridas, físicas y del corazón, y otros más en recuperar a sus hijos. La directora de Perú21, Cecilia Valenzuela, la entrevistó en una ocasión para el programa La Ventana Indiscreta. “¿Cuánto le robó (Fujimori)?”, le preguntó. Su respuesta fue: “El cariño de mis hijos, por muchos años...”. Descanse en paz, señora Susana Higuchi.

SABÍA QUE...

  • Siendo aún primera dama, en 1994, Susana Higuchi asistió a la misa en memoria de los estudiantes de la Universidad de La Cantuta, asesinados por el grupo Colina.
  • Ayer, políticos de distintas tendencias destacaron los valores democráticos de Higuchi, quien participó en la conferencia en la que se presentó el primer vladivideo Kouri-Montesinos.

VIDEO RECOMENDADO:

Fabiola Morales sobre Susana Higuchi: "El Perú fue uno de sus grandes amores"
La excongresista Fabiola Morales, compartió momentos con la exprimera dama y excongresista Susana Higuchi. Hoy lamenta su partida.