La bancada de le puso paños fríos al escándalo provocado por la en el que se oye al congresista hablar en forma despectiva sobre su colega , además de señalar que tienen la intención de sacarlo del Parlamento.

"Es un impasse superado. Ya pasó el momento de la emergencia", dijo escuetamente el vocero de la bancada, Gustavo Rondón, dando lectura a un comunicado.

Agregó que la situación es sólida y que se escuchó las posiciones de todos los miembros. "No hay pedido de vacancia ni de renuncia. Los nueve integrantes de la bancada están más unidos que nunca", precisó.

Rondón reiteró, además, que respaldan por la denuncia de haber recortado los sueldos de sus trabajadores y contratar asesores que realizan otras labores.

Respecto a las afirmaciones de Acuña sobre la discapacidad de Urtecho, ofreció las disculpas respectivas a nombre del partido.