La exintegrante de la (CVR) Sofía Macher admitió que hubo errores en el tratamiento a los militares durante el trabajo de la CVR y que fue ella quien se opuso a que estos participen de las audiencias públicas de la comisión, en laS QUE las víctimas del conflicto interno en la década del 80 sobre lo que sufrieron durante la época.

"Fui yo una de las que se opuso a traer a los militares a las audiencias públicas, porque entrevistamos a cientos de militares, a todos los jefes miliares, hemos tenido reuniones con los comandos de las Fuerzas Armadas y nos dieron la información que requeríamos, pero no los llevamos a las audiencias y estoy absolutamente arrepentida de no haberlo hecho (…) yo imaginaba que ese espacio era para las víctimas." dijo en Canal N.

Macher agregó que "fue su error y su culpa" haberse opuesto a la participación de los militares en , y reconoció que hubiera sido "más transparente" recibir a los miembros de la Fuerzas Armadas, a lo que Carlos Tapia, también excomisionado de la CVR, respondió que los militares "tenían la decisión de no participar en las audiencias públicas".

Pese a esto, Macher consideró un despropósito plantear la revisión del informe publicado en el 2003, debido a que se trató de un "proceso" y no de una investigación científica.

"Si tienes el informe académico le podrías sacar muchas aristas, y puede ser perfectible con toda seguridad, pero la CVR estaba inscrita dentro de la justicia transicional, que busca procurar una justicia a las víctimas civiles que no fueron parte del conflicto (…) El enfoque son las víctimas, es un proceso, no una investigación académica", sostuvo.