La estrategia de Orellana es demandar a periodistas. (USI)
La estrategia de Orellana es demandar a periodistas. (USI)

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación por las que el abogado Rodolfo Orellana ha presentado contra periodistas y medios de comunicación que difunden las denuncias que recaen en su contra por los presuntos delitos de corrupción, lavado de activos y narcotráfico.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, sostuvo que "si un periodista joven recibe una demanda de 10 millones de dólares y está citado a una audiencia judicial para que informe sobre una noticia que publicó, probablemente tenga la posibilidad de autocensurarse".

A pesar que aseguró que este tema en específico no se trató en la reunión que entabló con Enrique Mendoza, titular del Poder Judicial (PJ), sí recordó que este exhortó hace unos días a los jueces a que tengan más cuidado al admitir una denuncia "cuando vean una voluntad censuradora, no tratando de resarcirse de un daño, sino con una voluntad de acallar a través de un juicio".

Por su parte, Enrique Mendoza evitó referirse en particular al caso de Rodolfo Orellana pero indicó que "debemos garantizar que los jueces estén resguardados y evitarles presiones, esa es nuestra principal preocupación, que el juez que vea un asunto y lo rechace o lo acepte sea con la debida autonomía, que ese juez no resuelva por presiones".