Ante la resolución judicial que autorizaba el arresto domiciliario de los cabecillas de Osmán Morote y Margot Liendo— el pretender anular este fallo.

A través de un recurso de nulidad, la Fiscalía de la Nación busca evitar la excarcelación de ambos terroristas. 

La razón de esta medida, según señala la publicación en Twitter del Ministerio Público, es porque Morote y Liendo no han pagado la caución económica que se les impuso.

Esta sanción económica asciende a S/10 mil y, según señala el pedido de la Fiscalía, el pago debió realizarse "hasta tres días después de la notificación bajo apercibimiento de revocarse la libertad".

Además, se especificó que aún no se presentan las medidas de seguridad "en los inmuebles donde cumplirían arresto domiciliario". 

Los informes policiales sobre la seguridad de las viviendas en donde iban a permanecer los senderistas fueron clasificados como "desfavorables" por el Ministerio Público. 

El sustento fiscal "contiene otros informes de inteligencia desfavorables respecto a la medida de arresto domiciliario que no habrían sido evaluados por los jueces superiores", expresa el comunicado.