notitle
notitle

El presidente del , , rechazó hoy que "gente cerrada" se convierta en un impedimento del diálogo para solucionar los conflictos sociales, y advirtió que nadie puede asumir que "representa" al pueblo para ir contra la ley y la autoridad.

Las expresiones de San Martín se producen un día después que el presidente regional de Cajamarca, , cerrara una vez más la puerta al diálogo y se negará a asistir a y los representantes de la empresa Yanacocha-Newmont, en busca de una salida al entrampamiento en que se encuentra el .

"Lograr consenso es difícil en una cultura de conflictividad (…) hay que tener vocación por la insistencia, ser tenaces e ir avanzando; pero, igualmente, no permitir que violentistas o gente cerrada pueda ser un dique que impida la fluidez de un diálogo abierto", manifestó.

Asimismo, subrayó que el diálogo supone el respeto al disenso y el ejercicio de la tolerancia, pero también el respeto a la legalidad y al derecho de los demás ciudadanos, por parte de quienes reclaman algo al Estado.

NO TIENE DENUNCIA POR VIOLENCIASan Martín mencionó que en el presidente regional de Cajamarca , pero no una denuncia con motivo de los actos de violencia ocurridos en la región , respecto al proyecto minero Conga.

Para que se produzca una denuncia, comentó, tendría que establecerse si él directamente ha ordenado, dispuesto, como directivo central, para que se produzca actos violentos que vulneren la ley penal.

"Este es un tema que desde la perspectiva política y penal tiene que verse con mucho cuidado", añadió.