Martín Vizcarra sostuvo que no se puede sacrificar la lucha contra la corrupción para evitar la confrontación. (Perú21)
Martín Vizcarra sostuvo que no se puede sacrificar la lucha contra la corrupción para evitar la confrontación. (Perú21)

La calma no llegó con el cambio de presidente. Los constantes enfrentamientos entre el Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Ministerio Público han marcado la pauta política de la era . A ello se suma la investigación a supuestas organizaciones criminales enquistadas en partidos políticos con consecuencias de prisión preventiva para Keiko Fujimori. ¿Ha mellado este enrarecido clima la economía? ¿Se ha reducido la confianza de los inversionistas en nuestro mercado? El índice general bursátil de la es el indicador que mide el comportamiento del mercado bursátil y sirve para establecer comparaciones con respecto a los rendimientos alcanzados por los diversos sectores participantes en la Bolsa de Lima, en un determinado periodo.

En resumen, las altas y bajas de la Bolsa de Valores nos van a permitir descifrar si los principales eventos críticos en la política durante el gobierno de Martín Vizcarra han afectado el mercado.

El ruido político de la era Martín Vizcarra y la evolución de la BVL. (Perú21)
El ruido político de la era Martín Vizcarra y la evolución de la BVL. (Perú21)

EL ENFRENTAMIENTO GENERA DESCONFIANZA

Una de las primeras medidas impactantes del actual gobierno fue el aumento del Impuesto Selectivo al Consumo a ciertos productos, incluido el combustible. El hecho, que fue acompañado de protestas sociales en el sector transportes con amenazas de huelgas en el sur del país, coincide con una baja aguda en el Índice Bursátil. El asunto tuvo como desenlace la renuncia del entonces ministro de Economía, David Tuesta, y la devolución de un porcentaje del ISC a los transportistas.

En julio, cuando no acababa el feriado, 11 presuntos miembros de la organización denominada Los Cuellos Blancos del Puerto, incluido el empresario Antonio Camayo, fueron detenidos. En estas circunstancias, nuevamente se registra una baja.

Es revelador que otra caída relevante se reconoce en otro hito como fue el enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo cuando el primero planteó la cuestión de confianza ante la demora de la aprobación de los proyectos de ley de la reforma. El impasse terminó luego de un intenso debate en el hemiciclo con el otorgamiento de la confianza, pero en la Bolsa de Valores de Lima quedó el efecto de la tensión.

Semanas después, en octubre, otra decisión polémica de la justicia no solo agudizó la polarización social, sino que parece también haber puesto en alerta al mercado. La anulación del indulto del ex presidente Alberto Fujimori tampoco afectó el índice bursátil, por el contrario, ese día la bolsa tuvo un ligero repunte. El mismo efecto tuvo la decisión del juez Richard Concepción al resolver prisión preventiva de 36 meses a la presidenta del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Ese día, la Bolsa de Valores tuvo un pico sobresaliente. El supuesto atentado contra la democracia, o las denuncias de persecución política no fueron percibidos como tales por el mercado, que expresó un importante hipo.

EJECUTIVO FUERTE

Por lo descrito y analizado en la línea de tiempo del índice bursátil, tal parece que el constante estado de enfrentamiento percibido como crisis en la ciudadanía no lo es para los mercados. Por lo menos, no los espanta. Este mismo análisis se realizó en el breve periodo que duró el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (Perú21, 11/2/18). En ese caso, sí se pudo establecer que los hitos políticos afectaron la Bolsa de Valores, como es el caso del pedido de vacancia en diciembre de 2017, fecha en la que el índice registró el punto más bajo en referencia a los meses anteriores. En la coyuntura actual, en donde no se percibe a un Ejecutivo débil o en zozobra, la calma parece mantenerse entre los inversionistas.