Celebran. Rómulo León y Alberto Químper protagonizaron el mayor escándalo de corrupción del gobierno aprista. (Andina)
Celebran. Rómulo León y Alberto Químper protagonizaron el mayor escándalo de corrupción del gobierno aprista. (Andina)

El juicio por los 'petroaudios' tambalea. Ayer, la Tercera Sala Penal Liquidadora del Poder Judicial excluyó del proceso todos los correos electrónicos del ex ministro aprista , uno de los principales implicados en este caso, al calificarlos como "pruebas ilícitas".

Además, bajo el mismo concepto, dicho tribunal ratificó su decisión de la semana pasada: no se usarán en el juicio los audios que evidenciaban los presuntos actos de corrupción en la licitación de cinco lotes petroleros a favor de la empresa Discover Petroleum. Así, declaró inadmisible el pedido de nulidad del Ministerio Público y la Procuraduría.

"Con esa lógica, casi todas las pruebas que se han actuado en este proceso también podrían ser declaradas ilegales y no ser admitidas. Eso es peligroso", advirtió el procurador anticorrupción adjunto, Eddy Betalleluz, quien anunció que apelará la medida ante la Corte Suprema.

El abogado indicó que la decisión de invalidar los mensajes del CPU "es preocupante" porque, además, podría ser invocada por otras personas acusadas de graves delitos.

Para el procurador anticorrupción, Joel Segura, la disposición judicial podría traerse abajo el caso. Subrayó que es "un revés tremendísimo" y "un despropósito total" que la sala haya excluido todas las pruebas importantes.

Concluida la audiencia, Rómulo León y Alberto Químper, ex directivo de Perúpetro, no pudieron ocultar su satisfacción. Ambos coincidieron en señalar que fueron siete años "perdidos" en un juicio basado en "pruebas prohibidas".

"Pudimos haber ahorrado tiempo y recursos. La Sala ha demostrado cómo se administra justicia", recalcó León, quien, cuando estalló el escándalo, en el 2008, fue llamado "rata" por el entonces presidente Alan García.

DEBILITA EL PROCESOConsultado por Perú21, el ex procurador anticorrupción Julio Arbizu consideró que la decisión de la sala "debilita el juicio" y sienta un "peligroso precedente" para la lucha contra la corrupción.

Indicó que este caso debió merecer un análisis mucho más riguroso por parte de los magistrados, ya que –subrayó– la lucha contra la corrupción está por encima del derecho a la intimidad. "Fue un caso de corrupción flagrante, evidente", sentenció.

TENGA EN CUENTA

  • El 5 de octubre de 2008, Cuarto poder difundió conversaciones entre Rómulo León y Alberto Químper sobre la concesión de lotes petroleros.
  • "Hemos hecho un faenón, hermano. Hemos hecho un equipo de la gran p…, hermano. Hemos jugado en todos los terrenos", se le escucha indicar al ex directivo de Perúpetro.