Pedro Castillo junto a Richardo Rojas, cuando fue nombrado como embajador peruano en Venezuela.
Pedro Castillo junto a Richardo Rojas, cuando fue nombrado como embajador peruano en Venezuela.

El Instituto de Estudios Social Cristianos (IESC), a través de un comunicado, ha tomado una firme postura tras la designación de Richard Rojas -felipillo Cerrón- como embajador peruano en Venezuela y rechaza la reanudación de las relaciones diplomáticas con la dictadura venezolana.

MIRA: Poder Judicial dispone impedimento de salida del país por seis meses para Richard Rojas

Por intermedio del oficio, los integrantes del Foro Social Cristiano manifestaron su preocupación por la decisión del gobierno de Pedro Castillo y el Ministerio de Relaciones Exteriores por el nombramiento del operador de Vladimir Cerrón como embajador en un país regido por una dictadura.

“Manifestamos nuestro rechazo a la decisión del gobierno encabezado por el Presidente Pedro Castillo Terrones de restablecer relaciones diplomáticas con la dictadura venezolana”, asevera el grupo social cristiano.

Foro Social Cristiano rechaza reanudación de las relaciones diplomáticas con la dictadura de Venezuela
Foro Social Cristiano rechaza reanudación de las relaciones diplomáticas con la dictadura de Venezuela
Firmantes del IESC
Firmantes del IESC

El Instituto de Estudios Social Cristianos resaltó que el régimen de Nicolás Maduro es acusado “de violaciones a los derechos humanos del pueblo venezolano”. Agregó que la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela, establecida por la Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, responsabiliza a la dictadura venezolana por “delitos de lesa humanidad”.

Asimismo el IESC recordó que debido a esta situación, Venezuela “vive una crisis humanitaria que ha generado el éxodo más grande de su historia” y precisó que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el régimen dictatorial venezolano “solo sirve para apañar a un régimen opresor de las libertades de un pueblo hermano”.

“En vista de lo anterior, no le vemos ningún sentido el nombramiento de un embajador y, menos uno como el señor Richard Rojas, que no reúne las calificaciones que todo representante del Perú debe acreditar”, sentenció.

LA POLÉMICA DE ROJAS

Ayer por la noche, el Poder Judicial dispuso impedimento de salida del país por seis meses para Richard Rojas, quién recientemente ha sido nombrado como embajador peruano en Venezuela.

El hombre de confianza de Vladimir Cerrón, quien previamente había sido rechazado por Panamá como embajador peruano, es investigado por lavado de activos y es sindicado por la Fiscalía como uno de los colaboradores claves en la ejecución de actos de transferencias y ocultamiento de dinero de Los Dinámicos del Centro.

Según informó este diario en julio pasado, Richard Rojas quiso retirar S/376,930 de una cuenta de ahorros a nombre de Vladimir Cerrón. Sin embargo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló los fondos al tener en cuenta la situación legal del exgobernador regional.

Tomando en cuenta estos elementos y sus vínculos con el partido Perú Libre, el Ministerio Público argumenta que Rojas es uno de los operadores de Cerrón –señalado como “líder” de los Dinámicos del Centro– para cometer el delito de lavado de activos.

Según la disposición sobre la inclusión de Rojas en la investigación, este “habría tenido la labor de que dicho dinero (los más de 370 mil soles), ante la imposibilidad del manejo personal de su líder Vladimir Cerrón, vuelva hacia este mediante actos de transferencia indebidamente a Perú Libre o favor de su líder, sus representantes, candidatos, directivos, miembros o militantes a fin de evitar la identificación de su origen”.

VIDEO RECOMENDADO

La fuga de Arturo Cárdenas y otros implicados en 'Los Dinámicos del Centro'
El Ministerio del Interior esperó a que huya para ponerlo en el sistema de recompensas. El Congreso de la República defendió sus fueros. 79 votos confirman la ley que pone límites a la cuestión de confianza. Además, en noviembre empiezan a vacunar a los adolescentes de 12 a 17 años. Y, la cerveza artesanal en el Perú crece como la espuma.