Se arrepintió. Congresista de Alianza para el Progreso esperó a segundo día de manifestación para contar la verdad.
Se arrepintió. Congresista de Alianza para el Progreso esperó a segundo día de manifestación para contar la verdad.

Hace dos semanas, el 13 de noviembre, el legislador manifestó al fiscal Reynaldo Abia que la contratación de la abogada Betsy Matos en su despacho de la Segunda Vicepresidencia del Congreso fue para funciones administrativas. Pero una semana después, quizás ante posibilidad de verse desmentido por las pruebas, contó la verdad.

En el segundo día de declaración, según pudo conocer Perú21, Acuña reconoció que contrató los servicios de Matos por pedido de la legisladora aprista , quien es investigada actualmente por cobro de cupos a la red criminal Los Intocables Ediles.

Y no solo eso. El representante del partido Alianza para el Progreso admitió que la abogada no trabajó para él, sino para la investigada congresista.

En los registros de contrato de personal del Parlamento que figuran en su web, se puede corroborar que Matos Franco brindó servicios como asesora en la Segunda Vicepresidencia entre setiembre de 2017 y julio de 2018, y por un sueldo de S/9,499.

Es decir, durante diez meses, Betsy Matos fue contratada por labores que no ejerció y bajo una modalidad irregular.

Lo declarado por Acuña Núñez guardaría relación con lo expuesto por un colaborador eficaz sobre la contratación de trabajadores fantasmas que habría practicado Luciana León, y que este diario reveló en octubre último.

Perú21 se comunicó con Richard Acuña para ahondar en detalles sobre su testimonio, pero no contestó nuestros mensajes. Tampoco respondió el abogado de León, Bryan Kabsther.

Para la penalista Romy Chang, el parlamentario habría incurrido en malversación de fondos ya que “le habría dado al presupuesto que se le encomendó (contratar a una asesora) una aplicación diferente para el que era destinado”. Mientras tanto, Luciana León permanece en silencio. El Ministerio Público continúa revisando las evidencias que su celular guarda.

SABÍA QUE

-Luciana León y Richard Acuña son miembros de la Comisión Permanente del Congreso disuelto. 

-Según la Fiscalía, León cobraba entre S/15 mil y S/20 mil a Alexander Peña Quispe, sindicado financista de Los Intocables Ediles, a cambio de solicitar partidas presupuestales al Ministerio de Economía en favor de la Municipalidad de La Victoria.

-La comuna victoriana estaba controlada por la organización criminal que encabezaba el exalcalde Elías Cuba. Peña Quispe se beneficiaba con las licitaciones que ganaban sus empresas con la municipalidad.

-Debido a su inmunidad, la congresista León es investigada por la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. En la casa de su hermano, Rómulo León se halló documentación que llevaba el membrete de Odebrecht, sobre el caso Línea Amarilla y petroaudios.