Carmen Mendoza Aranacmendoza@peru21.com

Ricardo Briceño, expresidente de la y de la Sociedad Nacional de Minería, Energía y Petróleo tiene un concepto muy crítico –y real– de los actuales políticos.

Afirma que están agobiados por la coyuntura, que no tienen agenda a futuro y que solo defienden a sus líderes ahora en problemas. El presidente de CADE Ejecutivos 2013, además, no descarta que los empresarios participen activamente en la política, pero no con un partido propio, sino en las organizaciones ya vigentes.

¿Cuánto afecta a las inversiones que los políticos se saquen los ojos todos los días y no vean temas de fondo?El Perú crecería, avanzaría más si los políticos se dedicaran a la política constructiva. Ellos han sido elegidos para legislar, para gobernar y, en buena parte, no lo están haciendo. No lo hacen ellos y distraen a los demás.

¿Nuestros políticos están rezagados en el tiempo?La pregunta es: ¿Son políticos? La política requiere de instituciones y es el arte de gobernar y de hacer que las cosas salgan. No sé si podemos llamar políticos a aquellas personas que no ejercen la función para la que han sido elegidas.

Se lo replanteo ¿los congresistas, los líderes de las principales agrupaciones y el presidente Humala tienen una mirada cortoplacista?Están agobiados por la coyuntura. El corto plazo los agobia, nos agobia a todos, también a los gremios empresariales que tenemos que estar siempre a la defensiva porque no hay predictibilidad en el sector político, sobre todo en el Parlamento y en los gobiernos regionales y locales.

¿Cómo califica a los políticos?Hay precariedad en los partidos, que deberían tener una planificación, una visión a largo plazo… Una obligación de los partidos es crear institucionalidad, reglas de juego…

Usted dijo que tenemos políticos de "medio periodo" porque, a la mitad de su gestión, miran las elecciones. ¿Eso afecta mucho al país?Muchísimo. Y el medio periodo no es ni siquiera la mitad de cinco años porque tenemos elecciones regionales y locales. Desafortunadamente, los votos no se ganan con propuestas de mediano y largo plazo. En el Perú generalmente se ganan con frases huecas y promesas que no se cumplen. Se tiene que enlodar al enemigo.

¿Qué agenda le ve a la oposición?Cada uno tiene su propia agenda, que es la defensa de su líder. Desafortunadamente,los grandes líderes de los tres partidos (Apra, Perú Posible y el fujimorismo) están en problemas y sus partidarios están abocados a defenderlos.

¿Les generan desconfianza los mensajes contradictorios del mandatario? Le menciono tres ejemplos: "La crisis llegó al Perú", Conga y Repsol…No creo que hayan sido problemas que deberían preocuparnos más allá de si hubo intencionalidad o si son frases que se han dicho cuando no se querían decir. Hemos pasado por un momento de maduración, y hoy vemos que el Gobierno se da cuenta de que, para hacer una política de inclusión social, necesita que el empresariado participe.

¿Ya no temen que Humala haga un viraje económico?Temor de que vire siempre puede haber. Por las últimas declaraciones, creemos que el presidente se ha dado cuenta de cuál es el camino para lograr sus objetivos. El fondo no ha variado, la forma sí.

¿Al presidente le falta liderazgo como señala la oposición?Creo que el presidente está ganando su liderazgo de a pocos.

¿Son suficientes las medidas para destrabar las inversiones estancadas por unos 41 mil millones de dólares?No, falta muchísimo. No creo que se requieran cambios normativos, sino que las autoridades hagan cumplir las normas.

¿Cuál es el mayor problema?La transferencia de competencias a los gobiernos subnacionales fue precipitada, y eso conlleva a que, por ejemplo, una ordenanza municipal pueda contravenir una ley. El cuello de botella está ahí.

¿La "permisiología" que menciona el ministro Luis Miguel Castilla ayudará?Se necesita desenredar la maraña burocrática. Sin embargo, hay yuxtaposiciones entre el Gobierno Central y las regiones. Algunas se creen dueñas de los recursos naturales.

¿Pero ustedes se acercan a los gobiernos regionales?Uno se acerca a los gobiernos regionales y locales para discutir las competencias que les tocan, pero ellos quieren ser consultados en competencias que no les tocan. La relación de la empresa con sus autoridades es funcional.

¿Por qué los empresarios no salen a comunicar cuando hay protestas mineras?Es complejo. En el Perú formal nos relacionamos con las autoridades elegidas o nombradas, pero en el Perú real existen los frentes de defensa que aparecen de la nada y doblegan a la autoridad elegida.

¿No tiene una autocrítica sobre cómo el empresariado afronta una protesta?Sí, sí, sí. La pregunta es: ¿La normatividad cubre las expectativas de la población? Los frentes de defensa no quieren ir a las audiencias públicas (donde se explican los proyectos) porque buscan generar un conflicto por razones ideológicas. Los empresarios no pueden entrar en ese juego.

¿Ya es momento de ver al empresariado en política, que tenga su candidato presidencial o al Congreso?No sé si un candidato presidencial o al Congreso. Hay millones de empresarios, y muchos están en política. No tienen que ser los grandes líderes empresariales o las caras visibles.

Le hablo del gran empresariado…Tiene ahí a Pedro Pablo Kucyznski, que está armando un partido, y me imagino que se llamará el partido de los empresarios, no sé, pero muchos empresarios se subirán al coche de Kucyznski.

¿No le gusta la idea de un partido?Un partido de los empresarios, no. La mayoría de partidos comulgan con la libertad de empresa. ¿Por qué queremos un partido de empresarios y no queremos una empresa de políticos? Porque cada uno hace lo suyo. No descarto que los empresarios participen en política, lo que descarto es un partido de empresarios.

¿Lo harían mal?Pésimo.

¿Por qué?Porque se dedicarían a la política, no a la empresa. Una organización política tiene un objetivo político; una organización empresarial, un objetivo empresarial. No confundamos.

¿La población cree que el empresariado siempre financia a los partidos, a escondidas, para acomodarse con otro?Hay que cambiar esa percepción. Lo que los empresarios defendemos es un modelo económico que ha dado resultado. Tenemos que defenderlo a través de partidos políticos.

¿Animaría o desanimaría a Roque Benavides (empresario minero) para que ingrese a la política?Yo lo animaría a participar en política. Una candidatura es una decisión muy personal.

La población considera a la Confiep como grupo elitista…Somos conscientes de que la población nos ve así, y también somos conscientes de la necesidad de cambiar eso.

¿En algún momento se verá como dirigente de la Confiep a un empresario de Gamarra o a un vendedor mayorista del Mercado de Frutas?Para que eso suceda deben formar un gremio sólido, institucionalizado, y ser miembros de la Confiep. En ese momento tendrán todo el derecho a contar con un candidato.

Entonces, ¿veremos a un Diógenes Alva, de Gamarra, al frente de la Confiep?El día que Diógenes Alva represente realmente a la micro y pequeña empresa, y sea parte de la Confiep, podría ser su presidente. Hay mucha atomización, y lo digo con pena.

Hablemos de CADE. Para muchos es una reunión donde solo se expresan buenas intenciones…Ese no es el CADE de hoy. No vamos solo con buenas intenciones, sino con buenas actitudes y con compromisos.

¿Como impactarán los resultados de CADE, de noviembre, en el ciudadano de a pie? ¿Qué pasó con las anteriores ediciones?Será una CADE distinta. Espero que esta vez se perciba un cambio, porque los compromisos serán para mejorar la calidad de vida del ciudadano.

CADE 2013

- La cita de noviembre trabajará en siete sectores: Educación, Salud, Agroexportación, Minería, Turismo, Infraestructura y Banca y Servicios Financieros.

- "Generalmente se percibe que los empresarios van y piden y piden, pero en esta edición irán con una visión. Dirán lo que van a hacer y presentarán compromisos concretos, los que serán monitoreados".

- "Le van a pedir al Estado que cumpla con su rol, y nosotros, los empresarios, haremos el nuestro".

- "Se reunirá a jóvenes empresarios, que tienen una visión diferente. Ellos nacieron con reglas de juego claras y con una moneda estable".

DATOS

- Briceño considera que se ha generado "institucionalidad económica", por ejemplo, en el Banco Central de Reserva, en la Sunat y en los organismos reguladores.

- Advirtió que eso no sucede en las instituciones encargadas de la parte social, como la Policía, el Poder Judicial y la salud. "Por ese lado estamos mal", indicó.