volvió a causar polémica por sus comentarios contra la comunidad venezolana. Esta vez dirigió sus dardos contra las mujeres del país caribeño, a quienes llamó 'potables' y 'maceteaditas'. 

De acuerdo con el candidato a la alcaldía, no deberíamos preocuparnos por las mujeres venezolanas porque se ven sanas y no parece que estuvieran sufriendo problemas económicos. Evidentemente, sus palabras causaron indignación en la mayor parte de sus comentarios. 

"Los venezolanos tienen muy buena pinta, las mujeres están bastante potables, están ‘maceteaditas’, están muy agradables y ellas, como alguien dijo, ‘no parece que vinieran de Venezuela’ porque se supone que en Venezuela no hay comida", sostuvo.

"No tienen qué comer, pero, sin embargo, están todas bien gorditas, bien papeadas y no hemos visto ninguna que esté en condiciones que realmente nos llame a un dolor inmenso, porque ahí no interesaría la nacionalidad", señaló el político, recibiendo una serie de críticas por sexista y xenofóbico.