Graña y Montero está dispuesta a ser investigada. (USI)
Graña y Montero está dispuesta a ser investigada. (USI)

Este viernes, en entrevista con RPP Noticias, el gerente general de , Mario Alvarado, señaló que la reputación de la empresa que dirige está destruida.

Esto, por supuesto, tras la relación que sostuvo esta empresa con la cuestionada —e investigada— constructora brasileña Odebrecht, eje clave del caso de corrupción política que viene sacudiendo el mundo.

Alvarado señaló que —con la información que hoy se tiene, es decir, tras los destapes— fue una muy mala decisión haberse asociado con Odebrecht:

"Nosotros no teníamos idea, no participamos, nunca tuvimos conocimiento de ningún acto de corrupción en nuestros proyectos. Nuestra asociación con Odebrecht nos está afectando mucho. Para mi es muy difícil estar acá representando a los más de 30,000 colaboradores del Grupo Graña y Montero".

El representante de Graña y Montero señaló que el 4% de la facturación del grupo vino de la asociación con Odebrecht. Además, precisó que de los 60 proyectos de la constructora brasileña, ellos solo participaron en 6.

"El 83% de nuestros ingresos viene del sector privado, la parte pública nuestra es muy poca", puntualizó.

Además, remarcó que la asociación con Odebrecht fue porque las bases de los concursos públicos no le permitían a Graña y Montero participar de las obras por su cuenta. "La única manera de hacer currículum para calificar en las siguientes es asociarse", señaló.

"Es indignante porque la reputación que tiene y se ganó Graña y Montero, que hoy día está destruida, se ha construido a punta de esfuerzo", dijo Alvarado:

"Es una pena decir que hemos sido engañados nosotros, han sido engañados los bancos e instituciones de todo tipo en este proceso. No crea que me siento bien estando acá diciendo lo que estoy diciendo. No me siento bien, no me siento una persona aguda, inteligente, capaz, me siento muy mal".

Dijo también que no había forma de conocer el mecanismo de pago de coimas de Odebrecht. "Ellos tenían una organización que nadie conocía (…) que acaban de descubrir en todo mundo, no había forma de estar enterados", añadió.

Por último, dijo que Odebrecht no permitía que la empresa peruana tuviera gerencias financieras, legales o logísticas. "Nuestra labor era básicamente de ejecución de obras", sentenció.

El gerente general de Graña y Montero precisó también que la empresa está dispuesta a ser investigada.

Más información

TAGS RELACIONADOS