(Captura de TV)
(Captura de TV)

Un reencuentro inesperado ocurrió al finalizar la ceremonia de juramentación del nuevo presidente del Tribunal Constitucional (TC), Óscar Urviola.

Y es que el mandatario se acercó a su padre y a su madre, y Elena Tasso, de quienes se encuentra distanciado, y los saludó.

Esta muestra de afecto provocó que varias personas, que aún se encontraban en el auditorio, aplaudieran la situación. Luego, el presidente dejó el recinto del TC sin brindar declaraciones.

"Nos hemos encontrado y me ha saludado a mí y a su mamá. Las puertas se abren solitas. Puede ser, si se presentan las circunstancias, que sea un motivo de reconciliación. Para mí es un motivo de alegría", dijo don Isaac, quien ha sido el más duro crítico de la gestión de su hijo.

Como se recuerda, en una entrevista publicada pocos días después de la Navidad, el jefe de Estado confesó que en un futuro cercano. "He podido en estos años separar los problemas de la familia con las responsabilidades de un jefe de Estado. Siempre hay un pesar, un dolor", dijo.