(AFP)
(AFP)

Se agudiza la crisis diplomática. El presidente de Ecuador, , reiteró que no retirará a de sus funciones de embajador en nuestro país, así eso signifique que las relaciones entre ambas naciones se vean afectadas.

"Si se tienen que afectar las excelentes relaciones que tenemos con Perú, qué pena. Pero yo no voy a traicionar a la verdad", dijo tras resaltar que Riofrío fue "víctima" de una agresión de la que solo atinó a defenderse.

Asimismo, advirtió que si el diplomático no puede volver a nuestro país, su Gobierno evitará que el embajador peruano en Quito, Javier León, reingrese a Ecuador.

"Prefiero renunciar a mi cargo que sacrificar a un inocente. Si no puede regresar el embajador, con el dolor de mi alma no permitiremos que regrese el embajador peruano que es un querido amigo y extraordinario diplomático, pero no dejaremos que se cometa esta terrible injusticia", agregó.

Como se sabe, Riofrío tiene una petición de retiro por parte del Gobierno peruano al estar involucrado en un supermercado de Magdalena el pasado 21 de abril, versión que ha sido rebatida por el acusado, quien asegura que solo se defendió.

ARREMETE CONTRA LA PRENSAFiel a su estilo, Correa aprovechó para atacar a la prensa, tanto peruana como ecuatoriana, por la cobertura que se le dio al caso, hecho público el domingo pasado.

"La prensa peruana probablemente es peor que la ecuatoriana y esas son ligas mayores. Amarillista, escandalizadora, manipuladora. Lo dijo Vargas Llosa. (…) Da vergüenza e indignación. Mientras allá (en Perú) se realizaba un linchamiento mediático a nuestro embajador de la patria, ¿qué dijo nuestra prensa? Pese a lo evidente de los videos, replicó a los medios amarillistas peruanos. Nunca dijeron 'él no fue'", agregó.

Finalmente, indicó que que estos hechos no pueden ser manejados "por agendas politiqueras de alcaldes que lo único que hacen es maltratar la verdad", en clara referencia a la participación activa del burgomaestre de Magdalena del Mar, Francis Allison, en la denuncia contra Riofrío.