Un grupo de profesores del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú () tomaron varios centros arqueológicos de Cusco, como parte de sus protestas contra los cambios a la que propone el Ejecutivo.

Según informó Canal N, entre los centros invadidos está el de Raqchi, en la provincia de Canchis, donde los manifestantes impidieron el paso de vehículos y de turistas.

Otros docentes también realizaron protestas en centros arqueológicos cerca de Machu Picchu, como Sacsayhuamán y Tambomachay. La Policía tuvo que escoltarlos para evitar que realicen desmanes.