Presidente del TC descartó que exista influencia política por caso Humala-Heredia

Ernesto Blume cuestionó al fiscal coordinador de Lavado de Activos, Rafael Vela, por deslizar que hay intereses detrás de la decisión del tribunal.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, descartó hoy que existan presiones políticas en torno al hábeas corpus interpuesto por el ex presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, y cuestionó al fiscal coordinador de Lavado de Activos, Rafael Vela, por deslizar esa posibilidad.

Vela había expresado su preocupación respecto al eventual pronunciamiento del TC, ya que para él -lo dijo en una entrevista con Ideeleradio- no queda claro si responderá a una cuestión técnica "o se relacionará a un criterio político".

En respuesta, Blume manifestó su fastidio y criticó al fiscal por intentar presionar a la institución que preside.

"Eso es absolutamente falso (que existan presiones políticas), esa es una falsía total de este caballero que debe leer bien la Constitución, colocarse en su nivel y aprender a respetar a las instituciones del Estado, sino nos respetamos unos a otros la democracia no puede funcionar", declaró a la prensa.

El titular del ente constitucional agregó: "yo le reclamo a este señor (Rafael Vela) que asuma cordura en su posición y que se deje de hacer declaraciones para presionar, porque a los magistrados del tribunal nadie nos presiona, este es un tribunal autónomo e independiente que tiene sus competencias constitucionales y legales que deben ser respetados".

Como se sabe, el pasado martes el TC decidió postergar el debate del hábeas corpus interpuesto por la ex pareja presidencial, para anular la orden de 18 meses de prisión preventiva que pesa sobre ella, para el 26 de abril.

Humala y Heredia están detenidos mientras se los investiga por recibir presuntos aportes ilícitos para financiar su campaña electoral del 2011. Según el ex directivo de Odebrecht, Jorge Barata, la empresa aportó US$3 millones presuntamente ilícitos.

Ir a portada