Raúl Prado Ravines pasó a la clandestinidad en setiembre por el caso ‘Escuadrón de la Muerte’.
Raúl Prado Ravines pasó a la clandestinidad en setiembre por el caso ‘Escuadrón de la Muerte’.

El pasado lunes, fue capturado en una casa en Cieneguilla. Pero hay una lista de personas que aún continúan prófugas de la justicia: Lupe Zevallos, hermana del narcotraficante Fernando Zevallos; Gonzalo Monteverde, investigado por el caso Odebrecht; Adriano Pozo, condenado por tentativa de femicidio; Raúl Prado, presunto cabecilla de una red criminal al interior de la Policía, y otros.

Cuando se esconden en casas de familiares o amigos, el sistema de justicia no tiene una herramienta ágil para que la Policía entre a los inmuebles y los detenga. En Colombia, México, Brasil y Estados Unidos, sí existe una forma: la orden de cateo.

ALLANAMIENTOS LENTOS

Al exalcalde Carlos Burgos lo detuvieron en un hotel. Pero ya lo tenían ubicado desde semanas antes. Estuvo escondido en la casa de un familiar. La Policía consiguió huellas dactilares y cabellos del prófugo entre la basura del inmueble. Pero cuando le mostraron la evidencia a un fiscal para que solicite la orden, este se negó dos veces y sostuvo que para poder allanar la casa, el propietario tenía que estar investigado y este no era el caso.

Allanar un domicilio no es fácil.
Allanar un domicilio no es fácil.

Un fiscal del sistema contra el Crimen Organizado explicó que la única forma en que los operadores de justicia pueden ingresar a una vivienda es a través de una orden de allanamiento. Nuestra norma solo pide ‘los suficientes elementos de convicción’ para autorizar el allanamiento. Es decir, no es clara con el tipo de pruebas que se requiere para emitir una orden de este tipo.

“Depende mucho del juez porque hay desconfianza y temores. Si se allana y no se ubica el objetivo, el propietario puede denunciar a los que ingresaron”, explicó el fiscal.

VENTAJA COLOMBIANA

En el sistema judicial colombiano conviven las órdenes de cateo con las de allanamiento.

La orden de cateo exige una sospecha mínima de que el prófugo o el objeto que se busca se encuentra en el área que se va a revisar. Se describe con detalle la evidencia con las que se cuentan y un juez autoriza el ingreso antes de que el fugitivo o el bien desaparezca.

Según detalló el director ejecutivo del Centro de Estudios en Seguridad y Paz de Colombia, Néstor Rosania, el cateo es más expeditivo para capturar a los prófugos de la justicia. “Le da más flexibilidad a la fuerza pública para ingresar a un inmueble, es similar al allanamiento, pero sin tantos papeleos”, dijo el especialista.

Para Rosania, ha servido tener las figuras de cateo y allanamiento porque da un “margen de acción más amplio a los agentes para combatir el crimen. Lo importante es que todas esas figuras tengan un respaldo judicial y exista un registro sobre cada decisión” dijo el abogado.

LOS OBSTÁCULOS EN PERÚ

El catedrático Yván Montoya explica que el problema con los prófugos es que la Policía solo puede permanecer en las vías públicas esperando a que salgan. “Esconder a un prófugo es un delito, salvo que se trate de la madre del requisitoriado”, precisa el abogado.

Los prófugos y sus delitos.
Los prófugos y sus delitos.

La captura de Moreno ha sido ejemplo de táctica policial. Si bien los agentes no tenían una orden de allanamiento, sí aprovecharon que el portón de la casa se abría para conseguir el permiso de ingreso de la persona que entraba al domicilio. El prófugo estaba dormido.

DATOS

pasó a la clandestinidad en setiembre. Hasta el momento, el Mininter no lo ha colocado en el programa de recompensas.

La División de Investigación de Secuestros es la unidad de la Policía que en los últimos 45 días ha capturado a dos prófugos de alto perfil, como el exalcalde San Juan de Lurigancho Carlos Burgos y Félix Moreno.