En una situación deplorable viven los policías de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales () destacados a las bases para combatir el narcoterrorismo en la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (), quienes pasan sus días viviendo hacinados, durmiendo sobre pisos de tierra y casi a la intemperie.

Un informe de América Noticias mostró las terribles condiciones en las que se encuentran los efectivos en el aeródromo de la base de , en la selva del Cusco, que se encuentra colmado de camarotes con colchones rotos y viejos apenas cubiertos de plásticos para contrarrestar el frío. Las vigas de dicha infraestructura son usadas por los policías como improvisados cordeles para secar ropa y o sujetar cables eléctricos, aunque ello constituya un riesgo latente de cortocircuito.

"Lo peor que le puede pasar a un combatiente es perder a un compañero delante de él o que te pida que no lo dejes morir. Lo irónico de la vida es que muchas veces se les puede salvar, pero el apoyo del Estado y la logística no lo permiten", dijo un agente de la base de , en el distrito de Echarate, que prefirió mantener el anonimato.

"En el aeródromo de Kiteni estamos viviendo al aire libre, solo hay un techo y nada más. Nosotros hemos tenido que poner barras o muros de cemento", añadió el efectivo destacado a la zona del VRAEM.

Otros 40 policías de la base de atraviesan por una situación similar, por la que se vieron obligados a ocupar el local municipal destinado para los bomberos, donde pernoctan en dos carpas de campaña rodeadas de sacos de arena, su única defensa ante cualquier ataque terrorista.

Asimismo, en la localidad de Yuveni, ubicada en la zona de Vilcabamba, otro grupo de efectivos también se vio forzado a ocupar el segundo piso de un local municipal, viviendo en terribles condiciones como las del resto de sus compañeros.

América Noticias intentó contactar a la Dirección de Comunicación e Imagen de la Policía Nacional para conocer su versión sobre esta denuncia sobre las condiciones de vida de sus agentes en el VRAEM, pero no obtuvieron respuesta alguna.