Policía tramita orden de captura internacional contra terrorista prófugo

Moisés Limaco, integrante de la cúpula de Sendero Luminoso , huyó a Francia semanas antes de conocerse la sentencia por el atentado de Tarata. Así se libró de la sentencia a cadena perpetua que dictó el Poder Judicial.

Moisés Limaco

'Camarada Ramiro'. El mando senderista es procesado por el atentado en la calle Tarata, pero se fue del país pese a impedimento.

'Camarada Ramiro'. El Poder Judicial mantiene en reserva la sentencia contra el mando senderista por el coche-bomba detona la calle Tarata en 1992.

Amet Aguirre
Amet Aguirre

La Policía tramita la orden de captura internacional contra el terrorista Moisés Limaco, 'camarada Ramiro', procesado por el atentado de la calle Tarata en 1992.

Perú21 advirtió desde el 10 de octubre que Limaco, miembro de la cúpula de Sendero Luminoso, se había fugado a Francia en junio de este año, a pesar de que existía una orden de impedimento de salida del país en su contra.

En una reunión con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), el jefe de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote), José Baella, indicó que se está elaborando la notificación roja de la Interpol. Eso permitirá que la policía de otros países puedan efectuar la detención.

Según la agencia de noticias EFE, por ahora Limaco solo tiene en Interpol una notificación azul, que sirve para localizar o identificar a una persona que presente un interés para una investigación policial u obtener información sobre ella, mas no para detenerla.

"Su situación es de reo contumaz. Estamos haciendo coordinaciones con los agregados policiales en Lima para traerlo a Perú y que reciba su sentencia", dijo Baella a la agencia EFE.

En la lectura de sentencia donde se dictó cadena perpetua para diez de los doce terroristas procesados, la condena de Moisés Limaco quedó en reserva hasta que el terrorista fuera capturado.

Este diario informó que en enero de 2014, semanas antes de que Limaco cumpliera su condena de 20 años por ser fiel sirviente del genocida Abimael Guzmán, el Ministerio Público le pidió al Poder Judicial que mantenga al senderista en la cárcel, con prisión preventiva, porque también había pruebas suficientes de su participación en el atentado de Tarata.

Sin embargo, la jueza Juana Caballero, del Segundo Juzgado Penal Nacional, decidió no acoger el pedido de la Fiscalía Antiterrorismo. La magistrada solo dictó impedimento de salida del país.

Ir a portada