¿Exceso de complacencia? El mal ejemplo se contagia, al punto de que la misma Policía, que es la encargada de velar para que las normas se cumplan, se negó a hacer su labor. El jefe de la institución, el general Raúl Salazar, dijo que los vehículos oficiales, que , no tienen que pagar esta deuda.

"Debe haber una coordinación entre las autoridades para evitar ese pago porque eso iría en contra de los intereses nacionales", indicó en conferencia de prensa.

Señaló que las comitivas oficiales se pasan la luz roja de los semáforos por motivos de seguridad, de acuerdo a criterios internacionales, pues detenerse en los desplazamientos generaría un riesgo para la autoridad que viaja en el vehículo resguardado por la Policía.

"Nadie tiene el derecho de pasarse la luz roja, lo que existen son protocolos", que facultan a estas unidades a poder hacerlo, sostuvo Salazar.

Además, afirmó que el vehículo del presidente de la República debe estar exento de papeletas porque "para eso existen las comitivas oficiales".