Presidencias nacionalistas incurren en el mismo error que denunciaban: inflar la planilla del Congreso. (Perú21)
Presidencias nacionalistas incurren en el mismo error que denunciaban: inflar la planilla del Congreso. (Perú21)

Carlos Castilloccastillo@peru21.com

A pesar de que el partido del presidente ofreció hacer la diferencia con honradez y no recurrir al 'tarjetazo', está incurriendo en el mismo vicio de los partidos y políticos más tradicionales, que creen que la confianza otorgada por el pueblo, a través del voto, es una carta abierta para darle trabajo a su gente e inflar las planillas estatales. El Congreso no es ajeno a ello y, en apenas 20 meses, la administración humalista ha incrementado en más de 21% la planilla de este poder del Estado.

La siguiente información consigna datos oficiales que figuran en el portal de Transparencia del Congreso y del Ministerio de Economía. Aquí se puede detectar que entre el personal bajo régimen del Decreto Legislativo 728 y el personal con Contrato de Administración de Servicios (), la nómina del Parlamento se ha incrementado de 2,115 a 2,565, entre julio de 2011 y marzo de 2013.

Se trata de 450 nuevas plazas de trabajadores en solo 20 meses de gestión. Es decir, entre 21 y 22 nuevos trabajadores como promedio mensual. Y eso que el portal de Transparencia solo registra información hasta el primer trimestre.

El nacionalismo heredó 1,978 trabajadores bajo el régimen del decreto legislativo 728, es decir, quienes, a diferencia de los servidores CAS, gozan de todos sus beneficios sociales. Durante las gestiones de y de Víctor Isla el número de empleados bajo este marco normativo se incrementó a 2,218.

En el caso de los CAS se registra el mayor incremento porcentual de la planilla. Este tipo de contratos se ha incrementado en más de 150% y ha pasado de 137 a 347, es decir, hay 210 plazas nuevas.

Solo al término de la gestión de Abugattás, los CAS habían llegado a 232, a pesar de que quedó sin efecto su controvertido proyecto de gestores. En solo seis meses, la gestión de Isla ha incorporado 115 plazas adicionales.

Cuando se inició el período nacionalista, y con ello las presiones de la militancia nacionalista por acceder a un puesto público, la administración parlamentaria recurrió a estos contratos de manera generalizada.

Una dificultad para la fiscalización y transparencia de estos contratos es que no se puede determinar a cuánto asciende el presupuesto porque el pago proviene de la partida de bienes y servicios, explicó una fuente parlamentaria.

PRESUPUESTOIgual que la planilla, el presupuesto que se aprueban los propios parlamentarios también se ha visto incrementado considerablemente. Si antes el promedio presupuestal no pasaba de los S/. 325 millones, la gestión nacionalista ha decidido aumentarlo en más de S/.150 millones.

Para el año 2010, bajo la presidencia del aprista Luis Alva Castro, el Presupuesto Institucional Modificado () fue de S/. 325 millones, autorizando una partida de S/.187 millones para el pago de personal y obligaciones sociales.

Al año siguiente, por tratarse de una situación especial (cierre del período legislativo y ampliación del número de congresistas), la gestión de contó con S/.411 millones. Este monto permitiría el pago de las compensaciones por fin de período a los congresistas que culminaban su gestión así como la instalación de los nuevos y las liquidaciones al personal. Para el caso de la planilla, se dispuso de una partida de S/.232 millones.

Sin embargo, Abugattás incrementó el presupuesto inicial para el 2012 a S/. 409 millones, terminando ese año con S/.471 millones y una partida de 252 millones para personal y obligaciones sociales.

Isla aprobó un presupuesto de S/.475 millones para el 2013 y en apenas tres meses de gestión (a marzo) lo ha incrementado a S/.489 millones con una partida de S/.272 millones para pago de la planilla.

DATOS

- Apenas inició su gestión, Abugattás decidió desconocer los contratos laborales suscritos durante el período de César Zumaeta y despidió a alrededor de 200 trabajadores.

- Al poco tiempo, esos puestos fueron cubiertos por personas con algún contacto con el oficialismo.

- A través de uno de sus asesores, este diario buscó la versión del presidente del Congreso, Víctor Isla, pero no hubo respuesta.